ECHEVERRÌA

Gendarmería desafiliado de FeFIJEE: “Fue algo totalmente fuera de lugar”, dijo el árbitro de la jornada

El árbitro de la última jornada que protagonizó Gendarmería con Fuerza Joven contó detalles de la “batalla campal” que terminó con la desafiliación del club de la calle Ortega.
miércoles, 30 de septiembre de 2015 · 11:20

El club Gendarmería Nacional fue desafiliado de la Federación de Fútbol Infantil y Juvenil de Esteban Echeverría por los "hechos acontecidos en la jornada con el club Fuerza Joven de El Zaizar”, según detalló el boletín de Secretaría 32-2015. Todos los jugadores de esta institución quedarán libres y con fichaje autorizado a cualquier institución que tenga lugar en su planilla para que los chicos no se queden sin club hasta fin de año.

El conflicto sucedió durante el partido de la categoría 2001, en la jornada entre Gendarmería Nacional y Fuerza Joven, celebrada el pasado 12 de septiembre en cancha de El Zaizar. "Iban 19 minutos del primer tiempo. Saca con la mano el arquero, yo estoy parado en el centro de la cancha y cuando vuelvo la vista el jugador nº 10 del equipo local, Fuerza Joven, agrede al jugador de nº 5 visitante, el cual repele esa agresión y se enfrentan los dos a golpes de puño”, contó Miguel Martínez, quien fue el árbitro de aquella jornada.

"Allí ingresa un tercero, llámese público, padre, o lo que fuere, y lo toma a golpes de puño al jugador nº10 local de El Zaizar, que era el que había comenzado la agresión”. Cuatro "públicos” de Gendarmería fueron sancionados por los artículos 10, 6 y 9 del capítulo 5 de Reglamento de Sanciones de FeFIJEE. La reincidencia en este tipo de acciones desmedidas es la que finalmente condujo a la Comisión Directiva a decidir, junto con el Tribunal, la desafiliación.

En el programa Primera Voz que se emite de lunes a viernes de 7 a 9 por Extremo FM 88.7, Martínez continuó con el relato diciendo que "de allí en adelante se produce una batalla campal en la cual participan jugadores de ambos equipos, público, padres. Yo me dirigí a la mesa y nos quedamos con los dos delegados de mesa mirando la situación porque nosotros no somos ni policía ni seguridad para poder actuar”, concluyó, calificando lo sucedido como "algo totalmente fuera de lugar”.

El árbitro del partido explicó que "el día martes de la semana pasada estuvimos en una reunión en la cual estaban los delegados de mesa de ese momento, yo y todo el tribunal de disciplina. El delegado de mesa de Gendarmería en ese momento estuvo totalmente de acuerdo con el informe que yo había mandado”.

Normalmente en la categoría más grande es muy poco el público que queda. Es la categoría que menos público lleva, porque es a última hora, la noche es más fresca y ya muchos dejan las tribunas. "Obviamente había gente que quería separar y otra que quería agredir. El público nunca está identificado con ninguna camiseta como para saber quién es de quién, y si había más de un bando o del otro”, dijo el letrado de aquel fatídico partido, que se dio en medio de un contexto totalmente distinto: "Habíamos hablado con los delegados. Había habido 7 partidos con una jornada espectacular y terminó en una batalla campal que fue totalmente fuera de lugar”.

En el último partido del campeonato oficial del año 2013, por la última fecha y en la última categoría de la jornada (en ese entonces 1999), Gendarmería también fue protagonista de un escándalo de símil magnitud tras enfrentarse en una batalla campal los públicos del club que entonces hacía de local y Desafío (hoy Desafío de La Campana). Ambos fueron sancionados en ese entonces y jugaron sin puntos todo el año 2014. Participaron sábado tras sábado de un "amistoso” contra el rival que el fixture iba dejando, pero sin competencia.

Devueltos los dos a la normalidad tenían que enfrentarse el pasado sábado, pero por el contrario Desafío tuvo la jornada libre ya que Gendarmería no volverá a participar.

 

Comentarios

Otras Noticias