DEPORTES - ESTEBAN ECHEVERRÍA

Del zaguero al wing izquierdo

Desde el 3 de abril de 1998, Monte Grande Football Club vuelve a encarar la temporada número 18.
sábado, 06 de febrero de 2016 · 11:04

Más de sesenta jugadores escuchan atentos la primeras palabras de Enrique Lanza quien inicia una de las charlas de la Pretemporada. "Nadie les puede robar los sueños”, les dice al finalizar antes de comenzar con los primeros trotes de la mañana en el Campo Amat.

Con una trayectoria de diecisiete años como jugador y veinte como director técnico, admite que su verdadera vocación es trabajar con los chicos. Enrique empezó a jugar en Loma Verde de Lavallol, debutó en Primera a los 17 años en Banfield y logró ser campeón. Después jugó en Los Andes donde se convirtió en el máximo goleador de la historia. Supo vestir los colores de Ferrocarril Oeste, Platense, Atlético de Paraná, Kimberley de Mar del Plata. En el exterior jugó en Ecuador, Estados Unidos.

Monte Grande Football Club fue evolucionando con el tiempo. Aunque durante los primeros años no supieron del apoyo municipal, la situación cambió con la intendencia actual. "No solamente recibimos el apoyo para el fútbol 11 de nuestro club, sino para todas las instituciones barriales que crecieron muchísimo. Haciendo hincapié en que lo más importante es nuestra juventud y nuestros hijos, surge la idea de darles lugares donde puedan practicar un deporte. Hoy los chicos tienen al alcance de la mano un montón de cosas que nosotros en nuestra época no teníamos. Hay que estar, tanto los papas como los profes muy atentos tratando de inculcarles cosas sanas”, comenta Enrique.

El club participa de los Torneos que organiza la Liga Metropolitana de Fútbol, organización deportiva que le sigue a la Asociación del Fútbol Argentino en importancia. "Los chicos aprovechan este lugar para prepararse y aquellos que tienen la ilusión de ser jugadores de fútbol, uno trata de ayudarlos y de decirles que es lo que hay que hacer para tener oportunidades en la vida. Cosas que tienen que ver con la responsabilidad, el sacrificio, el convencimiento de lo que uno quiere hacer”, destacó el técnico.

Durante las vacaciones, la pretemporada se está realizando de lunes a viernes de 9 a 11 horas, a partir de la categoría 2007 hasta las categoría 2000. Sumadas además las categorías juveniles `98, `99, ´94, ´95 y ´96 que juegan Primera, hay alrededor de 300 jugadores que forman parte de Monte Grande. Emiliano Armenteros y Damián Lanza, son dos referentes del trabajo de formación del club.

El inicio del campeonato esta previsto para mediados de marzo, a partir del inicio de clases van a implementar dos entrenamientos para que todos puedan practicar. Martes y jueves de 9 a 11 horas y martes a viernes de 15 a 17 horas.

Con respecto al 2015, cerraron el año con tres categorías que lograron el subcampeonato y quedaron cuartos a nivel general. "Lo que menos se trata de meterles presión a los chicos, a medida que van creciendo y desarrollar el carácter van a ir asumiendo responsabilidades, hay que enseñarles para que se vayan adaptando. Eso es lo que intentamos hacer acá, que estén en una competencia medianamente seria y aquellos que no están, ir ayudándolos para que puedan llegar a competir el día de mañana”, afirmó el técnico.

Esto genera satisfacción por el trabajo realizado, teniendo en cuenta cuestiones como la falta de un predio propio donde entrenar y oficial de local. Mientras tanto, alquilan el Colegio de Monjas, con las responsabilidades que incluyen además los costos de la Liga, los traslados a clubes que no siempre quedan cerca, hasta tanto comiencen los trabajos en las dos hectáreas del predio que el municipio les donó dos hectáreas enfrente del Barrio Federal.

"Los padres acompañan pero no con la misma presencia de años anteriores, por lo que el club trata de brindar un marco de contención para acompañar a los jugadores que a veces atraviesan distintas problemáticas. Nosotros estamos muy orgullosos del trabajo que se ha hecho en este lugar, que creemos fue más social que deportivo. La prioridad es lo social, después si podemos ganar mejor todavía”, manifestó Enrique.

"Este año se sumaron muchos chicos nuevos, gracias a la mejor propaganda que creo es el boca a boca. Somos conscientes de que nos faltan cosas, con el predio estamos muy motivados, esta la gente para empezar a trabajar. Esperemos que se sigan sumando chicos, no le mentimos, tratamos de formarlos no solo como deportistas sino como seres humanos. Tratando de ayudarlos aquellos que quieren ser jugadores de fútbol a cumplir sus sueños”, concluye Enrique Lanza.

Noticias Relacionadas

Comentarios