Martes 20 de Noviembre   11:45 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
ESTEBAN ECHEVERRÍA

Increíble demostración de amor por un club de Monte Grande

Su hija se llama Azul por los Toritos y se tatuó la categoría que dirige en el brazo.

Hernán “Sopita” Barragán es el delegado de la categoría 2005 de los Azules y forma parte del club desde hace más de 10 años. Él lo llevó a su hijo, Tomas, cuando faltaban dos años para que sea parte de la promocional y el entrenador de ese momento lo dejó en practicar sin problemas.  

Luego el entrenador no pudo seguir entrenando a la categoría y le dijeron a “Sopita” que se haga cargo del equipo. Pasó el tiempo, ganaban muy pocos partidos, uno de cada diez y era la que menos puntos sumaba.  

Todos dudaban de él y para demostrar su amor y compromiso le puso el nombre de ‘Los Kapanga’ a la categoría y decidió tatuarse: “Es una enfermedad, a mi hija le puse Estefanía Azul, los delegados son todos históricos y por categoría tenés cuatro o cinco chicos que vienen de la promocional. Me hice el tatuaje de loco, del club no me voy a ir nunca, se ira el que se tiene que ir, pero yo no”. 

Comentarios