Echeverría

Encontraron muerto a un anciano de 85 años

Falleció tras recibir puñaladas en el pecho. Lo habrían asesinado para quitarle la plata de su jubilación. Sospechan de la empleada doméstica.
jueves, 04 de diciembre de 2014 · 13:45

En la noche del martes, un vecino de Monte Grande fue a visitar a su padre y encontró una escena desgarradora: Adán "Chicho” Vega estaba muerto en el piso de su propia casa. El anciano de 85 años recibió varias puñaladas que terminaron con su vida. La principal sospechosa es la empleada doméstica, quien pasaba todos los días junto a la víctima.

Chicho, como le decían en el barrio, vivió siempre en Monte Grande. Su domicilio era sobre la calle Azcuénaga, entre Liniers y Ascasubi. Allí, se casó, tuvo hijos, nietos y se desenvolvió profesionalmente. Además, era conocido en la comunidad debido a que fue bombero de Esteban Echeverría.

A sus 85 años, el anciano podía moverse por sí solo aunque necesitaba el sostén de un andador ya que tenía algunas dificultades para caminar. Además, sus hijos lo ayudaban para realizar los trámites bancarios en los que cobraba su jubilación. Sin embargo, el viernes pasado decidió ir acompañado por la empleada doméstica.

"Mi hijo Facundo lo llamaba por teléfono todo el día y no atendía. Vio el portón treinta centímetros abierto, se metió hacia la puerta, espió por la mirilla y vio el televisor prendido”, comentó Marcelo, quien llegó al domicilio unos minutos más tarde.

Luego explicó que saltó el portón, rompió la puerta e ingresó al hogar. Allí encontró a su padre, quien yacía en el suelo con heridas en el pecho ocasionadas por puñaladas. La víctima fue hallada el pasado martes aunque se presume que murió en el transcurso del fin de semana.

La última vez que Marcelo habló con su padre fue el viernes pasado. "Lo tenía que llevar al banco y le dije a las dos de la tarde. No me esperó y me llamó por teléfono diciéndome que fue con la chica que limpia”, añadió.

Su hermano, Juliio, remarcó que su familia desconocía quién era la joven que realizaba las tareas de limpieza en la casa de su padre. "Era una persona que no conocemos, una mujer femenina que era joven y no tenemos ninguna novedad de quién es”, remarcó.

Por último, mencionó que debido a las características del incidente, el culpable "tiene que ser una persona conocida” dado que "la puerta estaba cerrada y la llave no estaba”.

 

 

Comentarios

Otras Noticias