ESTEBAN ECHEVERRÍA

“Mi hijo lo quiso frenar y por eso lo terminaron matando”

El padre de Carlos Gabriel Vega, el joven asesinado el viernes en El Jagüel, afirmó que su hijo fue disparado por un amigo con el que discutió en medio de su cumpleaños. Sigue prófugo.
miércoles, 06 de julio de 2016 · 15:45
Se conocieron más detalles sobre el trágico hecho que conmocionó los vecinos del barrio "San Norberto”,  en el que Gabriel, un joven de 23 años, perdió la vida luego de ser disparado en el pecho en medio de la fiesta de cumpleaños de su padre y, aparentemente, en manos de uno de sus amigos.

Sucede que el viernes por la noche la familia Vega se disponía festejar el cumpleaños de Juan Carlos, el padre de Gabriel, en la casa familiar, ubicada a metros del cruce entre las calles Entre Ríos y Alejo Ortega. Hacia las 20, el hombre se encontraba junto a sus parientes preparando la cena, pero jamás imaginaría que minutos después se desataría una balacera que concluiría con la vida de su hijo.

En diálogo con www.eldiariosur.com, Juan Carlos afirmó que Gabriel había invitado a esa noche a un amigo suyo, llamado Edgar Bueno, quien llegó acompañado de otro amigo, Alejandro Sánchez. Según aseguró, en un momento dado los jóvenes invitados aprovecharon la situación para intentar robar una motocicleta que se encontraba a pocos metros de la entrada de la casa.

"A las ocho de la noche fueron a comprar. Edgar se quiso robar a una moto a media cuadra de casa, los chicos le dijeron que no y se pusieron a discutir. Mi cuñado, que estaba en ese grupo, le pegó un cachetazo”, relató Juan Carlos, y continúo: "Después de eso, mi hijo y mi cuñado se vinieron para mi casa. Al rato, Edgar apareció con un pistolón y empezó a  tirar tiros. Había chicos chiquitos.”

Según cuenta Juan Carlos, allí nadie fue herido, pero Bueno siguió disparando mientras se alejaba de la casa. Al llegar a la esquina de la calle Dinamarca, dobló hacia atrás y se encontró con Sánchez, quien portaba una pistola 9 milímetros. 

"Mi hijo lo fue a frenar a Bueno, se supone que eran amigos. Sánchez gritaba `matalos a todos`.  Mi hijo le dijo a Bueno ` ¿cómo me vas a tirar a mí?´ y ahí Bueno le dio un tiro en la panza”, relató el padre de la víctima, quien lo alzó en brazos mientras fallecía.  Acto seguido, Bueno y Sánchez escaparon en una camioneta Renault Kangoo de color blanco. Aún son buscados por la Policía.

Gabriel tenía 23 años y una familia que se completaba con su esposa y dos hijos. "Él era el único sostén de la familia. Ahora no sé qué va a pasar. Todos lo querían”, se lamentó. 

La causa fue caratulada como "homicidio” y es investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº1 del Polo Judicial de Esteban Echeverría, a cargo de la fiscal Mariela Bonafini, quien se encontraba tomando declaraciones testimoniales.

Comentarios