Salud

Hacer actividad física mejora la calidad de vida

Así lo informó el Ministerio de Salud que recalcó los pros y los contras de realizar ejercicio. Además, brindó una serie de consejos para que grandes y chicos incorporen estas actividades a su rutina diaria.
martes, 07 de abril de 2015 · 15:02

En vísperas de la celebración del "Día Mundial de la Actividad Física”, que se conmemora el seis de abril, las autoridades el Ministerio de Salud, advirtieron que la actividad física puede mejorar el estilo de vida de las personas que la practican dado que reduce las posibilidades de padecer enfermedades crónicas, todas ellas, facilitadas por factores como el sedentarismo, la obesidad y la diabetes. El sedentarismo no sólo tiene graves consecuencias para la gente sino que también es uno de las principales causas de muerte en el mundo.

Las encuestas realizadas indican que el tabaco es el primer factor que genera mala salud y riesgo de vida. En segundo lugar, se encuentra el sedentarismo que además está entre los diez primeros motivos que producen mortalidad, morbilidad y discapacidad. Los científicos aseguran que hacer gimnasia puede incrementar hasta 10 años la expectativa de vida, al tiempo que reduce hasta en un 50% la probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, obesidad y sedentarismo.

Ante estos números, los profesionales de salud explican a sus pacientes la importancia de practicar ejercicio y sus palabras lograron hacerse eco entre gran parte de la población mundial. Un estudio llevado a cabo en nuestro país arrojó que la mitad de los argentinos hace ejercicio de forma regular. Las cifras varían según cada provincia: Buenos Aires (56% de inactivos), Entre Ríos (56,4%), Santa Cruz (60,3%) y Santa Fe (57,2%) tienen un menor nivel de actividad física. En el otro extremo están Jujuy (21,5%), La Rioja (26,5%) y Misiones (31,2%).

Sin embargo, hay una gran porción de la gente que no tiene el peso ideal: un análisis comparativo de las Encuestas Nacionales de Factores de Riesgo (ENFR) en 2005, 2009 y 2013, expresa que en Argentina se observa el incremento del exceso de peso en la población, de un 49, al 53 y 58 por ciento respectivamente.

Desde el Ministerio, explicaron los beneficios de hacer ejercicio y los problemas que puede acarrear para aquellos que no lo hacen. "La realización periódica de actividad física, al menos 30 minutos diarios en el caso de los adultos y 60 minutos en los chicos, constituye un hábito protector de la salud", enunciaron. Asimismo, subrayaron que la obesidad, la diabetes, ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, entre otras, están relacionadas con la baja o nula realización de actividad física.

Para aquellos que asistir a un gimnasio puede ser muy aburrido o de alto costo, los referentes de salud enumeraron algunos consejos fáciles de acatar que tampoco implican mucho tiempo para los que tienen una rutina con horarios difíciles. De esta manera, aconsejaron: realizar ejercicios de elongación a la mañana, caminar al realizar trámites o hacer compras de rutina y pasear a las mascotas, y en los intervalos de la jornada laboral, cambiar de posición y caminar.

En todo el mundo, existen medicamentos para ayudar a los pacientes con enfermedades de alto riesgo. Sin embargo, ninguno de los fármacos implica tantos beneficios como los deportes que también ayudan a prevenir el estréss que muchas veces surge cuando los pacientes son sometidos a distintos tratamientos para socavar determinadas enfermedades.

Las personas que, además del ejercicio, involucran otra rutina dentro de sus estilos de vida, perciben un cambio mucho mayor. En cuanto a las personas que sufren diabetes tipo 2, pueden realizar cinco cuestiones para reducir el riesgo de vida en un 90%: no fumar; tener un consumo moderado de alcohol; comer 5 porciones de frutas y verduras al día; hacer 150 minutos de ejercicio a la semana –lo que equivale a media hora al día-; y tener un peso adecuado.

Esto no sólo está dirigido a las personas mayores ya que el sedentarismo también puede afectar a los pequeños, lo cual fue verificado por la Encuesta Mundial de Salud Escolar, con una tendencia en aumento del sobrepeso, que pasó de un 24,5 por ciento en 2007, a 28,6 por ciento en 2012; en tanto la obesidad creció del 4 al 6 por ciento en igual período.

Los referentes de salud indicaron que los más pequeños pueden enfrentar esta condición a través de juegos, deportes y actividades recreativas, con el fin de sumar mayor actividad a su estilo de vida y que esta no sólo sea producto de las materias que tienen dentro del horario escolar. Debido a que son menores de edad y tienen poca independencia, el cambio debe darse en consonancia con el apoyo de los padres, quienes deberán encargarse de inscribirse a sus hijos en estas actividades o bien llevarlos a espacios públicos donde puedan efectuar estos pasatiempos, como por ejemplo, una plaza o un parque.

Comentarios