ECHEVERRÍA - EDUCACIÓN

Rechazan la unificación del colegio Saavedra y Muñiz

Los vecinos, ex alumnos, alumnos, directivos y personal que en algún momento pasó por ambas instituciones educativas se oponen rotundamente a la unificación de las escuelas de enseñanza media para conformar una secundaria competa, no sólo por los cambios administrativos y de persona sino sobre todo para conservar la identidad local.
martes, 21 de octubre de 2014 · 00:00

La historia de Monte Grande acompaña al Colegio Nacional "Gobernador Mariano Saavedra”, conocido actualmente como la Escuela de Educación Media número 212 "Gobernador Mariano Saavedra”, y a la Escuela Nacional de Comercio "Doctor Muñiz”, la cual pasó a ser la Escuela de Educación Media número 214 "Doctor Muñiz”. Hace más de 60 años que estas instituciones educan a los vecinos de la localidad con un reconocido prestigio y hoy sus autoridades, alumnos, familias y quienes pasaron por sus aulas, luchan por conservar esa identidad e historia.

Un rumor se propagó por la comunidad educativa: la posible unificación de ambas instituciones que funcionan en el mismo edificio, una en turno mañana y la otra en turno tarde, para formar un ciclo secundario completo, con los tres años de enseñanza secundaria básica y los tres de secundaria superior, debiendo para ello suprimir las clases de uno de los turnos.

"Ambas escuelas nacieron y se desarrollaron con identidad propia a los largo de algo más de sesenta años. Desde un origen que se remonta a la iniciativa privada, la comunidad logró que después de muchos esfuerzos y gestiones se crearan dos instituciones que retomaban la gran tradición educativa argentina y, finalmente, la ciudad de Monte Grande tuvo su Colegio Nacional y su Escuela Nacional de Comercio, de la misma calidad y prestigio que las que ya existían en comunidades vecinas”, expresa en una carta Adalberto Ghio, ex vicedirector y profesor de la E.E.M. Nº212.

Con la decisión de "conformar” una escuela secundaria completa, serían necesarias las 36 aulas en ambos turnos, debiendo una de las dos escuelas desaparecer en cuanto a su estructura administrativa para funcionar como una sola. La lucha no sólo es en términos de planta laboral o de cantidad de alumnos que podrán asistir, sino en cuanto a la preservación de la identidad que tienen ambas instituciones desde hace años.

"Entendemos que la fusión de ambas escuelas en una sola producirá la desaparición de ambas. En principio, se borrará uno de los dos nombres que las identifican o los dos y ya no existirán ni "el Saavedra” ni "el Muñiz”, ni ‘la 212’ ni ‘la 214’. Se podrá decir que es solo cuestión de nombres o números, y así lo verán seguramente los que solo atienden a simplificar cuestiones administrativas y relacionadas con los membretes y la papelería, lo que no deja de ser atendible en ciertos momentos. Sin embargo, algo más importante es lo que debe ser atendido cuando se trata de instituciones educativas y es su historia institucional y su inserción en la historia local porque allí se produce el acendrado sentimiento de pertenecía a una tradición que es orgullo y sentido de continuidad por encima de los avatares del tiempo”, añaden sus autoridades, alumnos, ex alumnos y vecinos que se vieron alarmados por la noticia.

Las escuelas, conocidas como "el gallinero”, lograron mantener su nombre cuando fueron transferidas al sistema educativo provincial, conservando también su individualidad a pesar de compartir el espacio físico. "Las autoridades de la época tuvieron el tino de conservar los nombres de los patronos que ambas instituciones habían recibido en su momento fundacional como señal de la conservación de una tradición y de una historia institucional que es parte de la historia local de la comunidad de Esteban Echeverría”; hoy la lucha continúa.

Los cambios afectarían desde el plantel docente, administrativo y auxiliar a cargo, ya que sería una sola escuela, hasta a los alumnos, que pasarían de tener dos instituciones de educación media con diferentes orientaciones: un nacional abocado a las ciencias sociales y un comercial, para unificarlos en uno solo, debiendo elegir cuál será. Si bien todavía no fue decidido por la Dirección General de Escuelas, la comunidad familiar y educativa presentó públicamente sus preocupaciones.

"En 1953, y de noche en el edificio de la Escuela Nacional N° 43 de la calle Arana, empezó la historia del Nacional y del Comercial. Historia que, a pesar de loscambios al pasar a depender de la provincia, continuó hasta ahora por 61 años y seguirá por muchos más”, culmina una de las tantas ex alumnas del colegio Muñiz.

Comentarios