ECHEVERRÍA - EDUCACIÓN

La Escuela Tecnológica Ingeniero Giúdici ganó el Desafío Ingeniería 2014

En una jornada en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora el jurado destacó a la Escuela Tecnológica Ingeniero Giúdici de Monte Grande por el trabajo presentado en el Desafío Ingeniería de este año.
jueves, 20 de noviembre de 2014 · 13:59

Como una herramienta para desarrollar la creatividad e impulsar proyectos desde la Universidad de Lomas de Zamora se propuso el certamen "Desafío Ingeniería 2014”. En esta edición se propuso un desafío virtual entre alumnos de escuelas técnicas y de ciencias naturales de la región con respecto a problemáticas relacionadas con las tecnologías y las telecomunicaciones.

Con la decisión de un jurado de notables en ciencias, el primer puesto fue otorgado a la Escuela Tecnológica Ingeniero Giúdici de Monte Grande mientras que el segundo fue para el Instituto Técnico San Bonifacio de Lomas de Zamora y el tercero para la Escuela Técnica 4 de Llavallol.

Las escuelas ganadores, los profesores, directivos y alumnos fueron reconocidos por su labor desarrollada en la jornada que se llevó a cabo en la Facultad de Ingeniería de la UNLZ.

"Muchos estudiantes secundarios se interesan por este Desafío Ingeniería. Para nosotros es muy importante porque notamos que estas actividades terminan siendo favorables para que más jóvenes estudien ingeniería", destacó el decano de dicha facultad, Oscar Pascal. "Si de todo esto puede salir un empresario no lo sabemos, si de todo esto puede surgir una innovación, tampoco. Pero creo que tenemos muchas chances de que estos chicos vean a esta Facultad como la oportunidad de estudiar y de desarrollar estas ideas", añadió.

También se entregaron menciones a los representantes de la Facultad de Ingeniería en el Rally Latinoamericano de Innovación por la destacada participación en dicho certamen internacional que convocó a más de 2 mil casas de altos estudios. En dicho concurso, los participantes tuvieron que desarrollar una propuesta tecnológica y creativa para solucionar problemas relacionados con la realidad social de la región. Los participantes tuvieron media hora para desarrollar una solución planteada en el momento.

"La escuela despierta la vocación temprana de hacer un innovador. Yo creo que muchos de estos alumnos no van a trabajar en relación de dependencia en el futuro, van a crear su propia empresa, van a ser empresarios. Y esta es la gran diferencia del plan de estudio que teníamos antes de la acreditación hace 10 años", sostuvo el decano respecto a la Escuela Ingeniero Giúdici que depende de la Facultad. "Ese es el perfil que buscamos. Un porcentaje de nuestros graduados debe ser empresario y desarrollar lo que hace falta en nuestra región, no para competir con lo que ya existe, sino con una mirada innovadora de creación de tecnología", destacó a modo de culminación.

Comentarios