ECHEVERRÍA - SOCIEDAD

Gustavo Cañete: “La ley de zonificación está próxima a ser técnicamente convalidada”

El subsecretario de Tierras de Esteban Echeverría evaluó el crecimiento de la localidad de Canning y explicó las demoras con respecto a la zonificación y cómo se aplica la Ley de acceso justo al hábitat.
viernes, 21 de noviembre de 2014 · 14:53

¿Cómo está distribuida la localidad de Canning?

La mayor concentración de urbanizaciones respecto de lo que conocemos como Canning se encuentran ubicadas del lado de Esteban Echeverría por distintos motivos que tienen que ver seguramente con cuestiones del crecimiento que ha tenido el municipio en estos años y de la inversión en infraestructura y obras públicas. Es cierto que la faz más comercial se encuentra del lado de Ezeiza, hay una diferencia muy clara. El Dr. Fernando Gray siempre dice que cuando venís por la ruta de un lado te encontrás con carteles, negocios, con un montón de cosas mientras que del lado de Echeverría es mucho más limpio porque se preserva este concepto de Canning que tiene que ver con la tranquilidad, con lo verde, con una visión más sustentable de la ciudad.

¿Cómo es el tema de la zonificación por la que muchos desarrolladores están expectantes?

La zonificación es un instrumento de gestión pública, una herramienta que tienen los municipios, por la cual determinan que es lo que se puede hacer o no en términos constructivos y de urbanización en un determinado lugar de la ciudad o del distrito. En el caso particular de Canning, justamente por este crecimiento que se ha dado a lo largo de estos años, ha tenido dos patas: una es una visión responsable por parte de la gestión municipal y por el otro el empuje que le han puesto muchos desarrolladores porque el crecimiento de Canning ha sido un crecimiento conjunto del municipio y del sector privado. Eso ha hecho que la normativa que teníamos en Canning no se ajustara a lo que nosotros entendemos que tienen que ser los años venideros. A partir de eso es que se planteó un proyecto de ordenanza del área de zonificación, que tuvo a personas muy importantes y prestigiosas de la Universidad de Buenos Aires, también participación de la cámara que emplea a los desarrolladores y la opinión particular de los desarrolladores y personas que viven en Canning. En este momento se encuentra en la provincia y tenemos entendido que está muy próximo a ser técnicamente convalidada, esto significa la aprobación final.

El proyecto lleva más de tres años en provincia, ¿por qué demora tanto su aprobación?

En principio podría tardar por la cantidad de estudio que se requieren para esta toma de decisiones en la provincia, que va desde la autoridad del agua, la infraestructura, eso desde lo técnico siempre lleva tiempo. Por otro lado lo que termina de ocurrir es que, un poco es la queja de muchos municipios, la provincia muchas veces se toma un tiempo excesivo y que muchas veces no entendemos las cuestiones porque son a veces cosas fáciles de hacer. Quien decide cuál es el manejo del territorio son los municipios, a través de sus autoridades y mucha veces te encontrás de que en lo local, incluso con el apoyo de todas las fuerzas políticas, se decide como quiere que crezca o que tenga un perfil la ciudad y luego un funcionario de la provincia que está a 300 kilómetros decide que él piensa que es otra cosa. Ese es un tema que debemos discutir y que debemos darnos un desafío de poner el tema en agenda.

¿Qué ocasiona esta demora?

Lo único que hace esto es que aquellos que tienen pensado desarrollar un proyecto, irse a vivir a un lugar, empiecen a dudar. Cuando uno está en un lugar de responsabilidad de gestión y política tiene que hacer las cosas rápido, atrás de esas decisiones hay un montón de cosas en juego. Hay número que excede a los 10 desarrollos esperando que se apruebe este cambio de zonificación que es lo que va a permitir justamente que se aprueben estos proyectos. Nuestro compromiso desde la gestión municipal es que haya reglas claras para todos los jugadores de este mercado tanto para el que construye, como para el que vende, o el que pone la infraestructura.

¿De qué se trata la Ley de acceso justo al hábitat?

Hay una ley que establece que cuando se hacen desarrollos de barrios cerrados, de cementerios parques o grandes emprendimientos comerciales se debe hacer sesiones a favor del municipio para que el municipio se llene de suelo o de tierra o su equivalente en dinero para que pueda destinarlo al desarrollo de urbanizaciones o viviendas para sectores de menos recursos. Se debe a un mecanismo que tiene la provincia de que las personas que obtienen un beneficio económico a través de la mayor plusvalía, dad por el aprovechamiento económica se da a través de medidas tomadas por el gobierno. Este diferencial del valor del suelo antes y después de la zonificación es lo que el estado dice que nosotros tenemos que captar ese aprovechamiento que hace, que es un 10 por ciento de la tierra.

¿El Municipio de Esteban Echeverría tiene algún plan específico en este momento?

Estamos necesitando suelo por el proyecto de viviendas de relocalización que es una causa de Acumar. El juez que interviene ha dispuesto que las familias que viven a la vera del arroyo o en suelos contaminados deban ser relocalizadas. Para relocalizar a las familias se necesita la tierra y los fondos para construir las viviendas. El gobierno nacional ha garantizado los fondos para construir las viviendas y el gobierno provincial debería garantizar la compra de tierras. La provincia no a ha podido dar respuestas respecto a eso y ha generado la gestión del Dr. Gray tenga que conseguir la tierra.

¿Ya hay un predio identificado?

Hay distintos predios para construir las viviendas y depende de que lo apruebe la secretaría de vivienda de la nación. Se necesita que estos inmuebles cumplan con determinados requisitos: que tengan escrituras, que tengan determinados accesos a servicios, que tenga transporte cerca, etc. Eso obligó a que identificáramos algunos inmuebles y que expresáramos a los desarrolladores el interés de que adquirieran preferentemente estos inmuebles. A principios de este año, gracias a las cesiones que hicieron 3 desarrollos, pudimos construir 22 hectáreas que nos va a posibilitar la construcción de 782 viviendas de relocalización y ahora nos está restando un diferencial de 600, 700 viviendas por lo que buscamos un terreno de entre 15 y 20 hectáreas.

Comentarios