Educación

¿Por qué los chicos se lleven materias?

Un profesional del ámbito educativo explicó cuál debería ser el rol de los docentes para evitar que los estudiantes desaprueben exámenes y desde qué punto entender al aprendizaje en la actualidad.
viernes, 28 de noviembre de 2014 · 14:57

A pocos días de que termine el ciclo lectivo, se acrecienta el debate sobre la vocación de los alumnos a la hora de estudiar. Algunas de las preguntas más comunes son: ¿Por qué los estudiantes desaprueban materias? ¿El sistema tiene alguna falla? ¿Los alumnos no tienen ganas de estudiar o los maestros son muy exigentes? Para responder a algunas de estas cuestiones, Dante Boeri, quien trabaja como profesor de historia en Esteban Echeverría, emitió su opinión profesional.

En primera instancia, explicó que el adolescente actual no es idéntico al de años anteriores y por eso se perciben grandes diferencias que implican que hoy ya no respondan de igual manera frente a las exigencias establecidas. "El chico de hoy no es el mismo de hace veinte o treinta años atrás, porque la cultura es otra. La inmediatez de las redes sociales es totalmente distinto a cuando yo era adolescente en la década del noventa o cuando era adolescente un hombre que hoy tiene cincuenta años”, explicó.

"Es muy probable que si a un chico le decís que haga un trabajo practico para dentro de dos semanas, se olvide de entregarlo o no lo haga directamente. Ahora, si vos lo haces trabajar en clase, trabaja mucho. Tiene mucho que ver con la inmediatez, el ahora, esto de las redes sociales: vincularse inmediatamente uno con otro”, mencionó para subrayar que los chicos se desenvuelven de forma similar a la rapidez de la tecnología.

A ello se suma que es muy importante el rol de la familia. Explicó que en muchos casos, los jóvenes no encuentran un lugar en su casa para estudiar. "Entonces, es fundamental que el alumno estudie en el aula, por eso creo fervorosamente que el pibe tiene que estar en la escuela”, afirmó para subrayar la idea de que, cuando los chicos deben recurrir a la institución escolar como primer espacio de inculcación de aprendizaje.

Con respecto a los chicos que se llevan materias, expresó que ello depende de cada docente, del programa y el mecanismo de estudio. En detrimento de aquella idea que circula dentro de la opinión pública sobre que "los chicos no quieren estudiar”, Dante remarcó que "los chicos aprenden, son buenos estudiantes, lo que hay que buscar es las mejores estrategias y herramientas para explotar la potencialidad de cada uno”.

"Yo creo que la clave es el docente”, aseguró ya que ellos son quienes deciden enseñar de una determinada forma, eligen el método de evaluación y tratan de encontrar un camino correcto para transmitir el conocimiento. "Sin duda, las ciencias exactas son más complicadas pero también hay que ver la forma en la que se enseña. Creo que enseñar matemática hoy, debería ser distinto que hace veinte o treinta años atrás”, ejemplificó el profesor de historia además de asegurar que sucede lo mismo con las otras asignaturas.

Lejos de caer en los clichés de la educación tradicionalista, aseguró que es primordial analizar por qué un alumno no estudió antes de desaprobarlo. "Me parece que tenemos que indagar si no lo hizo por cuestiones personales, por alguna problemática o porque no quiso. Entonces, hay que buscar la forma para que ese chico vuelva a estudiar”, comentó.

Para enseñar, el único mecanismo de evaluación no es el estereotipo de examen individual sino que también existe el examen individual a carpeta abierta, la prueba grupal, los trabajos prácticos, los trabajos de investigación. "El pibe puede estudiar de memoria, sacarse un diez y al otro día olvidarse de todo”, concluyó Dante Boeri.

Comentarios

Otras Noticias