ECHEVERRÍA

Desalojaron a los trabajadores del frigorífico “Peladero El Ombú”

El lunes pasado una decena de móviles policiales desalojaron a los trabajadores que habían tomado legalmente el predio mediante una cooperativa de trabajo para continuar con la labor frigorífica. La misma noche, la Empresa 543 habría utilizado el predio para guardar sus colectivos.
miércoles, 28 de enero de 2015 · 15:40

El frigorífico Peladero El Ombú cerró sus puertas en agosto del pasado año. Sus trabajadores no recibieron indemnización alguna y decidieron, para conservar el negocio y los puestos de trabajo, realizar una cooperativa y seguir con la faena.

El lunes 19 de enero decidieron hacer posesión legal, mediante abogados y escribanos, del predio ubicado en la calle Álvaro Barros para comenzar a reacondicionarlo para poder reanudar las tareas. No obstante, el lunes aproximadamente a las 14:30 horas, los empleados que allí se hallaban fueron desalojados, junto con todas sus pertenencias, del lugar de trabajo.

Desde el Sindicato de la Carne de Esteban Echeverría aseguran que el jueves 22 por la noche les habría llegado una notificación de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Monte Grande con una orden de desalojo para las siguientes 48 horas.

Al recibir dicha notificación, el abogado que lleva la causa de los cooperativistas habría presentado en el mismo juzgado un pedido de apelación a la orden de desalojo, explicando que los trabajadores no habrían usurpado el predio sino que estaban legalmente trabajando en la modalidad de cooperativa.

En ese mismo momento, según explica el Secretario General de dicho sindicato, les habrían asegurado que el desalojo no sería inmediato. No obstante, el lunes pasado el mediodía se encontraron con una decena de patrulleros efectuando la orden de desalojo que habían recibido.

"Supuestamente la orden de desalojo es por parte del señor Alejandro González, que es quien era el dueño del lugar. Lo que nos extraña más que nada fueron los tiempos con los que actuó la justicia. Pasado el desalojo, el mismo lunes por la noche, uno de los compañeros que viven en los alrededores nos comunicó que en el predio habían metido unos micros de la empresa de colectivos que había en la esquina, que es la 543, y soldaron los portones. Nosotros teníamos entendido que la empresa de al lado tenía interés en la propiedad”, denunció Mauricio González, secretario general del sindicato.

"Estábamos empezando a reacondicionar el espacio, se había iniciado con los trámites con la gente del INAES de La Plata por el tema de la formación de la cooperativa, justamente esta semana iban a venir nuevamente para seguir trabajando, habíamos empezado a reacondicionar el lugar y con todo lo demás que había que hacer”, explicó respecto al momento del desalojo.

Actualmente presentaron una denuncia ante el Ministerio de Trabajo para que intervenga en la situación que están padeciendo, como así también con la gente del INAES, que les ayuda y asesora en el tema de la cooperativa. Nuevamente pidieron la apelación al juzgado, siendo que también se acercaron al municipio a plantear su situación, quienes le dieron el apoyo para seguir trabajando.

El dueño de la empresa habría dejado deudas con los trabajadores, quienes no habrían sido indemnizados tras la quiebra del negocio, con los proveedores, con la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y con los mismos clientes.

Debido a ello, los trabajadores habrían decidido hacerse cargo de las deudas con el objetivo de retomar las actividades formando una cooperativa de trabajo, inscripta legalmente en el INAES, y mediante una toma de posesión del terreno mediante una escribanía.

En el momento del desalojo se hallaban reacondicionando el predio y las instalaciones que, tras unos 4 meses sin funcionamiento, había comenzado a ser desmantelada. Los trabajadores ya habían comenzado a negociar con los empresarios y proveedores, quienes se habían comprometido para reflotar el negocio, contando también con la ayuda del sindicato.

Comentarios

Otras Noticias