Sociedad

Una empresa de buena madera

Indelama S.R.L., el emprendimiento carpintero más grande de Sudamérica en la especialidad de alta gama.
martes, 27 de octubre de 2015 · 14:52

Hace 42 años Indelama S.R.L nacía como un emprendimiento familiar que involucraba a cinco personas. El tiempo pasó, el esfuerzo y la dedicación hicieron que, hoy, sea una de las carpinterías de madera a medida más grande de Sudamérica.

Pero, ¿cómo fue la historia de esta firma que en la actualidad les da trabajo a más de ciento veinte familias? Corría el año 1974. En ese momento no había fábricas que se dedicaran a hacer maderas a medida para obras y emprendimientos especiales. "Primeramente, abrimos nuestras puertas en un pequeño galpón que se ubicaba en Luis Guillón, después tuvimos la oportunidad de trasladarnos a otra planta que estaba en la calle Pedro Suárez y Salta y luego nos mudamos al actual predio” cuenta Hugo Ricciuti, socio gerente de la empresa y fundador del lugar. El proyecto que se inició como un pequeño emprendimiento se volvió una empresa modelo que se ubica en la calle Pedro Suárez  349, Monte Grande.

Como todas las empresas, Indelama tuvo que ajustarse al contexto histórico. Desde el 74 a la fecha, Argentina atravesó tiempos de bonanza y otras tantas de crisis pero supo mantenerse y atravesar las vicisitudes económicas y políticas. "En nuestros primeros años nos tocaron pasar varios momentos difíciles como ‘el Rodrigazo’, ‘Plan Primavera’ y el 2001 pero aun así seguimos adelante. Este país te da la posibilidad de crecer mucho”.

Actualmente, Indelama cuenta con dos plantas propias y más de 8.000 metros cuadrados cubiertos, instaladas con la más alta tecnología y un centenar de empleados trabajando. "Siempre nos destacamos por utilizar madera de primera calidad y nuestra capacidad técnica. En el 70, a pesar de que hacia poco abríamos nuestras puertas, ya sobresalíamos por utilizar maquinaria de ultima generación” destaca Ricciuti y agrega "la tecnología que usamos en la empresa es la más moderna y está operado por profesionales de primer nivel en contante formación y capacitación”.

Este último punto, es el que más obsesiona al dueño de Indelama: que los empleados se formen constantemente. Por tal motivo, es que construyó una escuela en convenio con la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora para que los chicos de Esteban Echeverría y zonas aledañas puedan aprender una carrera técnica y salir con un bachillerato en Tecnología Industrial.

"La necesidad de nuestro oficio hizo que construyera este colegio. En otras épocas, tomábamos gente de la bolsa de trabajo y la teníamos que capacitar por mucho tiempo, luego vino la crisis del

2000 y decidí hacer este emprendimiento educativo”. El edificio es independiente a la fábrica y cuenta con diez aulas, laoratorio de informática y otras dependencias para que los alumnos que concurren a la Escuela Tecnológica Preuniversitaria "Ingeniero Carlos. E. Giúdice” estén cómodos.

"El colegio se inauguró hace cuatro años y concurrían solo cuarenta chicos, hoy son más de doscientos ciencuenta y tenemos en lista de espera otros ochenta ” cuenta el dueño de empresa, completamente orgulloso del aporte a la comunidad que ha realizado con esta escuela que se ubica justo al lado de la fábrica”.

Si bien Indelama se especializa en puertas, ventanas, pisos, muebles de cocina, placares y demás, se especializa en hotelería, sanatorios y hospitales. "Tenemos muchos clientes entre ellos podemos destacar a la clínica Fleming, Cañuelas y el Hospital Italiano con en cual nos encontramos participando en su ampliación” cuenta Ricciuti y agrega "en el municipio estamos trabajando en el hospital del Bicentenario”.

Esta firma tiene como premisa tres valores sumamente importantes: la calidad, el volumen y la diversidad. En cuanto al primer punto, su dueño explica que "es la base sobre la que se desarrolla el proyecto que el cliente ha confiado”. Por tal motivo, se incorpora constantemente la más moderna tecnología para que los ebanistas que trabajan en la planta presenten un producto de digno del elogio.

El volumen de producción con el cual trabaja esta empresa, permite atender las demandas más exigentes y sostener un alto estándar de calidad y prestación. Es esto, lo que posiciona a Indelama entre las numero uno del país y de Latinoamérica. Esta fábrica se caracteriza se caracteriza, además, de proveerle al cliente soluciones integrales  ya que fabrica muebles macizos, de placa, pisos y molduras. "Somos líderes y nos enorgullece habernos integrado al mercado por lo que hacemos y no por lo que decimos hacer”.

Esta empresa no solo creció en infraestructura sino que además creció la capacidad de realizar varias tareas y expandirse de forma casi permanente. "Nuestro objetivo es seguir creciendo porque soy un emprendedor y porque me apasiona lo que hago, me recibí de carpintero y desde ese momento nunca pare de capacitarme” cuenta Hugo y agrega "no solo importamos a diferentes ciudades de la Argentina sino que además exportamos a otras tantas partes del mundo. Tenemos lazos muy fuertes con Chile, Colombia y Brasil”.

Indelama es, también, una de las firmas más premiadas de la zona. Varias veces logró obtener distinciones, Hugo Ricciuti por ser el "Mejor CEO de una PyME”  además de ser reconocidos la buena calidad de sus productos y por el impacto social que produjo la construcción de la escuela. Aun así, su fundador afirma "Si bien los reconocimientos son un mimo, este tipo de empresa no vive de la gestión de sus directores sino del buen hacer de los que están en el taller y se la pasan trabajando. Somos responsables de direccionar pero hay que buscar la actitud en los que trabajan, esa es nuestra principal misión”.

"Las empresas son el resultado de la calidad humana que tienen. Es difícil y al mismo tiempo gratificante manejar a tanta gente y nosotros cuidamos a nuestros empleados porque nos cuesta formarlos y las queremos acá. SI bien se invierte mucho en capacitación, en instruir, en pagar el mejor salario posible, en que tengan comodidades, en que la obra social los atienda, lo hacemos porque queremos que estén lo mejor posible y vengan a trabajar en un buen clima y no que se lleven únicamente frustraciones del lugar”.

Si bien Indelama es una empresa que apuesta constantemente a ser líderes en lo que hacen, a capacitar a sus empleados y traer tecnología de ultima generación al país y al municipio, es una firma que está comprometida socialmente. Pocas fábricas se plantean, más allá de los objetivos institucionales, hacer un aporte a la comunidad como es la construcción de una escuela y formar jóvenes para que el día de mañana tengan un profesión y un mercado laboral en el cual insertarse. Esos son los pequeños grandes gestos que merecen ser destacados y tomados como modelo para que sigan siendo reproducidos por otras compañías.

Comentarios

Otras Noticias