SOCIEDAD-ESTEBAN ECHEVERRIA

La Laguna de Rocha vuelve a estar protegida

Una medida cautelar de la Corte bonaerense dio marcha atrás con la decisión de desafectar la protección más de sesenta hectáreas, que habían sido cedidos a Racing y Boca para construir villas deportivas. La Reserva Natural recupera su extensión original.
viernes, 13 de noviembre de 2015 · 08:02

Agrupaciones ecologistas y vecinos de Esteban Echeverría celebraron la decisión de la Corte de Justicia de la Provincia de detener los desarrollos de dos clubes de fútbol, que se habían iniciado en terrenos originalmente comprendidos dentro de la protección de la Reserva Natural.

La Laguna de Rocha es un humedal de más de 1000 hectáreas, formado por espejos de agua y arroyos que albergan algunos de los mayores ecosistemas de la Provincia de Buenos Aires y de la región húmeda de la pampa. En el terreno crecen muchísimas especies de árboles y arbustos originarios de la región, y una fauna que incluye a cientos de especies de aves, lagartos y pequeños mamíferos. Es reconocido, además de su valor biológico, el patrimonio arqueológico que representa este pulmón que era habitado por los nativos querandíes hasta su enfrentamiento con las tropas de Don Pedro de Mendoza, en la Batalla de Chorpus Christi.

Además de su incalculable aporte a la biodiversidad de la región, la laguna funciona como descargo natural de la cuenca hídrica Riachuelo-Matanza, por lo que las alteraciones sobre el terreno podrían traducirse en inundaciones rio arriba de la cuenca.

La batalla legal por la preservación de su patrimonio comenzó en 1996, cuando la empresa SIDECO – buque insignia del Grupo Macri – compró al Municipio, encabezado por el entonces intendente Alberto Groppi, buena parte de los terrenos con la intención de construir un megaemprendimiento de tres barrios privados.

Solo el barrio Mirasoles fue construido, en el año 2000, y tres años más tarde, la sede de Correo Argentino, del mismo grupo. En la pasada década, los terrenos fueron cedidos a Creaurban S.A., compañía inmobiliaria también perteneciente a la familia Macri, la cual encabezó distintos intentos de explotación del área – ver Recuadro -, y que fue denunciada por el uso de glifosato en la zona de la Laguna y el barrio Mirasoles, violando una prohibición municipal.


La presión ejercida por los vecinos y las nacientes organizaciones ambientalistas que tomaron a su cargo la defensa del humedal lograron frenar las construcciones, hasta que en el año 2012 fue declarada por el Senado como Reserva Natural.

Sin embargo, seis meses más tarde, más de 60 hectáreas fueron cedidas a Boca Juniors y a Racing Club, quienes proyectaron allí la construcción de sus villas deportivas. El proyecto de Boca, que incluía un estadio y la posible construcción de un barrio privado temático, fue abandonado antes de comenzar las obras; el de Racing Club, por otra parte, ya había comenzado con la remoción del terreno.

La Suprema Corte de Justicia bonaerense dispuso como medida cautelar (Resolución I-72.760), la inconstitucionalidad de la Ley modificatoria 14.516, que había habilitado la disposición del territorio por parte de ambos clubes, por lo que se reestablecieron los límites de creación original de la Reserva, tal como habían sido declarados en 2012.

De esta manera, el área protegida vuelve a incorporar las 64 hectáreas que habían sido desafectadas.

 


 

(RECUADRO)

¿Quién es CREAURBAN SA?

Creaurban S.A. es una empresa inmobiliaria, que heredó los terrenos del humedal de la Laguna de Rocha directamente desde Sideco un año después de su adquisición, construyendo allí el barrio privado Mirasoles y la sede del Correo Argentino. La compañía nació dentro del seno de SocMa (Sociedades Macri) junto a Iecsa S.A., constructora contratista del Estado, responsable de varias obras licitadas por la gestión del PRO en la Ciudad de Buenos Aires, entre ellas el entubado del arroyo Maldonado, la obra más cara del gobierno macrista, varias veces denunciada por sobreprecios e incumplimiento de contratos y pautas de licitación.

En 2007, un día antes de que Mauricio Macri lanzase su campaña a Jefe de Gobierno, ambas empresas fueron vendidas a Ángelo Calcaterra,- primo hermano del actual candidato a Presidente-, a fin de evitar un posible conflicto de intereses entre su labor de funcionario público y su lugar accionario en empresas que brindan servicio al estado.

Tras haber fracasado en su intento original de construir allí un megaemprendimiento de tres barrios privados, en el año 2009 Creaurban impulsó la rezonificación de los terrenos, con el objetivo de construir un parque industrial sobre el espejo de agua. La rezonificación fue aprobada en el Consejo Deliberante, en una sesión extraordinaria y por fuera de la orden del día. La decisión del HCD de habilitar a la construcción de un área industrial en terrenos de la actual Reserva fue luego vetada por el Intendente, Fernando Gray.

Creaurban también estuvo en el ojo de la tormenta en el año 2011, cuando tras los reclamos de organizaciones ambientales de la Laguna de Rocha y de los mismos vecinos del barrio Mirasoles, la empresa fue denunciada por haberse excedido en los límites trazados para las plantaciones de soja, y de haber rociado el terreno, incluyendo los cercos y libustrinas de Mirasoles, con glifosato. El Municipio de Esteban Echeverría había prohibido expresamente su uso dentro del distrito un año antes, teniendo en cuenta los efectos tóxicos y cancerígenos del glifosato0.

 

Comentarios

Otras Noticias