echeverria

Una nueva alumna con 8 años de asistencia perfecta en Monte Grande

Florencia terminará quinto grado sin ni una falta desde el jardín. Su hermana Agustina, terminó el primario en las mismas condiciones en 2011.
jueves, 17 de diciembre de 2015 · 10:27
En el San Agustín de Monte Grande, Florencia se dispone a llenar los zapatos de su hermana Agustina, cuando se la destaque por asistencia perfecta durante todo el jardín y primario. 
Florencia González, de once años, terminará este ciclo acumulando asistencia perfecta durante todo el ciclo escolar, hasta quinto grado. Desde jardín a la fecha, no faltó a un solo día de clases y el viernes será la abanderada por tener el mejor promedio, también, de toda la escuela.  
"Ya lo que me gusta es ir al colegio. Porque estoy con mis amigos, y en casa medio que me aburro porque no sé qué hacer”, contó con timidez Agustina a Extremo 88,7 en la previa al último día de clases donde además del mérito de la asistencia perfecta recibirá la bandera de ceremonia para cargar durante el ciclo lectivo 2016, mientras cursa el sexto grado. 
Agustina Gonzalez, su hermana, terminó la primaria en el año 2011 sin haber faltado ni un solo día al colegio mientas que a Florencia le queda sólo un año por cumplir. Floppy, contó que los fines de semana le gusta divertirse y se la paso "en la casa de mis amigas”, al mismo tiempo que reconoció que de faltar al colegio, o los días que no hay clases, "en casa me aburro porque no sé qué hacer”. 
Florencia destacó que el colegio San Agustín es "como una segunda casa”, ya que reconoció que aprecia a los maestros y directivos, se siente atraída por los contenidos que enseñan en las clases, y resumió que su gusto ya pasa "por ir al colegio en sí”.  
Daniela Ribote y Ricardo González son los padres de estas dos jóvenes que, según explicó Daniela, "lo entienden como una responsabilidad”. La mamá de las chicas de asistencia perfecta explicó que no se trata de una orden o una carga para las chicas porque "como uno se pone un pantalón todas las mañanas, ellas van al colegio todas las mañanas”. Daniela insiste constantemente en el término "responsabilidad”, algo de lo que poco se habla en materia educativa hoy en día. Ella y sus hijas entienden que ir al colegio es una responsabilidad, y que está fuera del mapa no cumplir con las responsabilidades de cada uno. De esta forma, busca quitarle el dramatismo a la historia de sus hijas y girar el enfoque hacia el ejemplo que debe significar para la comunidad educativa. 
"Cuando pasó lo de Agustina que salió en todos los medios, muchos compañeros se contagiaron, y varios chicos terminaron el año con asistencia perfecta tiempo después”, contó Daniela. 
Mañana a la mañana, Florencia González recibirá la insignia nacional para convertirse en la abanderada de la asistencia perfecta, bajo la atenta mirada de su hermana que aún hoy, terminando el 4 año de la secundaria, sigue cumpliendo a rajatabla con la responsabilidad que sus padres le inculcaron desde chica. 

Comentarios

Otras Noticias