ECHEVERRÍA - SOCIEDAD

De Guillón a cantarle al Papa

Vida y obra de Athenas, una joven que se abrazó a la fe y revoluciona la música religiosa.
viernes, 18 de diciembre de 2015 · 09:46

Athenas tiene 23 años y acaba de regresar de su viaje  que la llevó con la música religiosa a Colombia y Perú. Pero  lo increíble de esta chica es que tuvo la oportunidad de cantarle al Papa Francisco l en la visita que realizó a Río de Janeiro en el 2013.

 

A los seis años su padre le hizo cantar El Chúcaro, la letra en la que Horacio Guarany dibuja al gran bailarín Santiago Ayala. A los 8 empezó a estudiar con Valeria Lynch. A los 10 años, en 2002, llevó su voz a la televisión con Cantaniño y fue elegida entre dos mil chicos. La alumbró la luz de los estudios de TV y cantó en el teatro Gran Rex. Cuando tenía 15 empezó en el grupo de la Parroquia de Luis Guillón,y sintió  que debía volver a la música secular. Algo siempre la llevaba a la orilla de la fe.

 

"Tengo valores muy fuertes que empezaron a provocar algunas dificultades con la vida artística”, admite. Entonces recibió una señal: un productor y autor de canciones católicas la interesó en el tema. Dos años después estaba en Río de Janeiro cantándole al Papa Francisco en la Jornada de la Juventud.   

 

Athenas vivió y se crió en Luis Guillón. Estudió en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, donde terminó el secundario. Ahora se mudó a la ciudad de Buenos Aires, pero la joven de 23 años tiene al Sur en el corazón porque desde este lugar elevó una voz celestial que la llevó a cantar en Brasil en 2013, en ocasión de la visita del Papa Francisco.

 

Ella hace canciones propias con la mecánica de casi todo artista: escribe las letras a partir de una melodía que aparece de la nada. Con esa mecánica y con temas aportados por su productor, Athenas encabeza una explosión de la música católica en Latinoamérica.

 

"Viajo todo el tiempo”.Acaba de llegar desde Colombia: Montería, Medellín, Bogotá. "Colombia es un país con mucha fe católica. Allá es normal hacer un evento de oración y van dos mil o tres mil personas, lo mismo ocurre en Perú.

Comentarios

Otras Noticias