Echeverría

Enero: ¿Cuáles fueron las tendencias para los turistas?

Este año, fue una sorpresa el caudal de gente que decidió viajar hacia el norte y el sur del país. La Costa Atlántica Bonaerense sigue siendo uno de los destinos más elegidos por los argentinos.
lunes, 02 de febrero de 2015 · 16:10

El pasado sábado hubo cambio de quincena. Algunos fueron, otros volvieron. Este año, la mayoría decidió viajar hacia las provincias cordilleranas y norteñas del país. La Costa Atlántica Bonaerense es uno de los lugares más elegidos por los argentinos, pero en enero el clima no fue buena compañía para los turistas, quienes sólo tuvieron quince días de sol.

Con respecto al 2014, se calcula que el éxodo turístico creció entre el 10% y el 15% en las provincias del Sur y del Norte argentino. En el primer caso, los veraneantes se encontraron con temperaturas agradables. Con días largos en los que la noche caía recién pasadas las 21.30 y por las tardes se rozaban los 30° de temperatura, fue un mes excepcional para los visitantes que aprovecharon para hacer excursiones con un clima que no fue muy agobiante ni muy frío.

Bariloche batió un record, con un ingreso diario de 3500 personas y con una ocupación del 90%, en los distintos lugares de hospedaje. Además, la zona no sólo albergó a los argentinos que viajaron desde distintos puntos sino que también hubo una gran presencia de extranjeros: chilenos, brasileros uruguayos y europeos.

El hecho de que las personas puedan recorrer distintas atracciones turísticas en pocos metros, es un gran incentivo. De esta forma, muchos llegan al Sur para pasar algunos días en varias ciudades, tales como Bariloche, San Martín de Los Andes, Villa La Angostura, El Bolsón y Esquel.

En la costa atlántica patagónica, el principal atractivo fue el balneario Las Grutas, con sus extensas playas y aguas cálidas del golfo San Matías, que cada vez convoca más turistas. Este verano hubo una novedad: La Municipalidad organizó una serie de recitales que fueron brindados por reconocidas bandas en la playa.

También, en Salta se registró un record en la cantidad de turistas, con respecto al año pasado. Hubo alrededor de 245.000 viajantes, un 10% más que en el 2014, informó el Ministerio de Cultura y Turismo Provincial. Los turistas que llegaron hasta este centro de atracción, provienen principalmente de Buenos Aires y Capital Federal, Tucumán, Córdoba y Santa Fe. El turismo extranjero, que significó un 20% del total, procedió principalmente de Bolivia, Chile, Brasil, Francia y España.

La provincia representa un gran atractivo para aquellos que disfrutan de los paisajes que ofrecen las sierras y de la música argentina. Esta temporada, hubo un gran número de presentaciones que tuvieron éxito. Es así que durante los fines de semana en que hubo festivales de folklore, aumentó el caudal de gente.

Muchos de los que van a Salta, aprovechan la cercanía para visitar Jujuy. En enero de este año, recibió unos 106.000 visitantes, lo que constituye un aumento del 26% en relación con 2014. Los circuitos turísticos más visitados fueron El Carmen, San Antonio, la Quebrada de Humahuaca, La Quiaca, Susques, Santa Catalina y Yavi.

En Tucumán, la ocupación hotelera creció un 4% durante el primer mes del año, en comparación con 2014. Las casas de veraneo alcanzaron un nivel de ocupación del 95%, y del 75% los demás días. Según estimaciones preliminares, el gasto per cápita de los veraneantes que eligieron esta provincia en enero alcanzó los $ 550 diarios.

En la Costa Atlántica Bonaerense, el balance también fue positivo. Los hoteleros promediaron casi 90% de ocupación. Las Inmobiliarias, cerraron 10% a 15% más de contratos. Los comerciantes lograron más ventas, ayudados esta vez por los planes de playa frustrados, debido al mal clima.

El mal clima que hubo este año en la temporada costera, presenta una gran diferencia respecto al año pasado. En el 2014, enero tuvo 29 días agradables para ir a la playa. Este año, hubo sólo quince. El resto de las jornadas fueron de bajas temperaturas, chaparrones, lluvias fuertes y truenos. Los visitantes debieron hacer distintos planes para divertirse y, sobre todo, distraer a los más chicos sin caer en la rutina monótona.

 

 

 

Comentarios