Sociedad

Jubilados: ¿Cómo acceder a las bonificaciones con la tarjeta SUBE?

La reglamentación contempla que estos pasajeros abonen el costo mínimo, siempre que estén inscriptos en el registro o presentan una credencial que abale su condición.
miércoles, 25 de febrero de 2015 · 17:09

Los jubilados, pensionados, ex combatientes de la Guerra de Malvinas, personal del trabajo doméstico o beneficiarios de la "asignación universal por hijo”, "asignación por embarazo” y "programa jefes de hogar”, tienen el derecho de acceder a una tarifa diferencial en el boleto de los transportes públicos. Pueden obtenerlo de forma automática, siempre que hayan registrado su tarjeta SUBE, o de forma manual, si presentan un comprobante de pertenencia al grupo de beneficiarios.

Es bastante común viajar en colectivo y escuchar a los pasajeros quejarse de que la máquina no les cobró el boleto correspondiente porque no les hizo el descuento acorde a su condición. Entre otras cosas, esto puede pasar porque los interesados no realizaron el trámite de forma correcta. ¿Cuáles son los pasos a seguir?

El funcionamiento puede darse bajo dos modalidades. La primera de ellas es de forma automática. Las personas deben dejar sus datos en la página oficial de la tarjeta SUBE o comunicarse con el centro de atención SUBE. En ambos casos, el pasajero recibirá una clave que luego deberá validar en la Terminal Automática SUBE. De ahí en adelante, cada vez que viaje, el saldo correspondiente será debitado de su tarjeta.

Por otra parte, las personas que consideran que no entienden o no les gusta el formato automático, pueden utilizar el viejo funcionamiento, el cual es llamado "manual”. Para ello, deben presentan un comprobante que notifique su condición –jubilado, pensionado, ex combatiente o beneficiario de un programa social- cada vez que se transportan y el chofer aplica el descuento, desde su máquina.

En ambos casos, la tarifa diferencial es el boleto mínimo. Por eso, los colectivos que recorren la Provincia cobran lo mismo para los pasajeros del grupo de beneficiarios. De esta forma, la "Empresa Monte Grande”, línea 501, 394 o 245, que circulan por gran parte del distrito echeverriano, aplica un boleto de $1,80.

En cuanto a los trenes, también cobran el boleto mínimo, que es de 0,80 centavos. Los jubilados, por ejemplo, deben dejar sus datos en ANSES, donde les dan una clave. Luego, la presentan en la Terminal Automática SUBE y en lo sucesivo, cada vez que saquen el boleto, este contará con el descuento.

Los interesados pueden acceder a una tarjeta en los Centros de Atención; son 4000 en total y están distribuidos de forma estratégica para alcanzar a la mayor cantidad de gente posible. También, pueden registrarse en la página oficial y recibirla por correo. En ambos casos, el pasajero debe abonar un monto para efectuar el trámite.

Cabe recalcar que muchas personas compran la tarjeta en distintos comercios que no cuentan con la habilitación para realizar la transacción y esto no es lícito. El principal problema es que, ante un eventual inconveniente –como perdida, rotura o robo- la persona no podrá realizar ningún reclamo ya que la tarjeta no existe para la ley.

Para depositar dinero en la tarjeta, el pasajero debe acudir a un "centro de carga sube”. Hay 6500 puntos para los usuarios que quieren realizar este trámite o consultar distintas transacciones que haya realizado con su tarjeta como puede ser, conocer el saldo que posee.

También, puede recargar la tarjeta a través de los medios integrados a la Red Link: cajeros automáticos correspondientes a Bancos adheridos en todo el país, Home Banking y celulares que cuenten con la aplicación Link Celular. Para ello, primero debe estar registrado en el sistema mediante tres pasos básicos: asociar la SUBE a través de un cajero automático perteneciente a la Red Link y correspondiente al Banco del usuario, realizar una carga y luego validarla en una Terminal Automática SUBE.

En último lugar, las cargas se pueden realizar mediante la Terminal Automática SUBE, que funcionan de forma automática y están distribuidos en puntos estratégicos para aquellos que viajan en transporte público, como por ejemplo, las estaciones de tren.

Esta transacción es totalmente gratuita. No es legal que los usuarios cobren un adicional para los pasajeros que quieren realizar una carga. La persona que observa a un comerciante efectuar esta maniobra puede realizar la denunciar ante un centro de atención SUBE, quienes se encargarán de sancionar al responsable y exigirle que respete la ley.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios