Echeverría

El “boleto estudiantil”, un incentivo a la educación

La medida alcanza a los alumnos del primario y secundario del distrito echeverriano. Para obtenerlo, los interesados deben presentar sus datos en el Consejo Escolar. La entidad se comunica con la empresa de transporte y llevan los carnets a los estudiantes.
martes, 03 de febrero de 2015 · 16:28

A pocos días de comenzar el ciclo lectivo 2015, los padres se preparan para que sus hijos empiecen el colegio con todas las cosas necesarias: lápices, cartuchera, el guardapolvo o uniforme, mochila, zapatillas y los cuadernos. Eso en primera medida. Los adultos también tienen que ocuparse de otras cuestiones como, por ejemplo, de qué manera viajarán los chicos hacia la institución. Muchos tienen la suerte de ir a pie pero otros tienen que viajar en colectivo. Para que la movilización sea accesible a todos los alumnos, las autoridades gubernamentales emiten el "boleto estudiantil” que implica un descuento en el costo del transporte público.

En Argentina, existen una serie de normas que incentivan la educación dado que es concebida como una de las prioridades por parte de los distintos referentes académicos. En primer lugar, a diferencia de otros países, la educación es gratuita en todos los niveles: desde el jardín hasta la Universidad. A ello se suman otras implementaciones como "la asignación universal por hijo” que otorga un bono para aquellos padres que certifiquen que sus hijos asisten a la escuela y el programa "conectar igualdad” que brinda una computadora para los estudiantes, con el objetivo de reducir la brecha social que puede generar diferencias en el acceso a la instrucción.

Por último, cabe destacar la implementación del "boleto estudiantil” que es impartido en varias zonas de la Provincia de Buenos Aires. En el distrito echeverriano, se hace mediante la intervención del Consejo Escolar. Desde hace un año, se cambió el mecanismo de manera que los padres o los menores, tengan que hacer el menor esfuerzo posible ya que los trámites son llevados a cabo por las autoridades.

El mecanismo es muy sencillo: los adultos deben acudir al Consejo y presentar un certificado de alumno regular además de la fotocopia del DNI. El personal de la institución lleva un listado a la empresa correspondiente y en menos de 48 hs, la gestión ya está resuelta. Entonces, los empleados del Consejo le llevan el carnet a cada chico en su propia escuela.

Cada vez que viajen en transporte público, los menores le mostrarán el carnet al colectivero y recibirán un descuento en el ticket. Este sólo debe ser utilizado para el ingreso o el regreso de la institución educativa. De esta forma, el comprobante dice a qué colegio asiste el alumno con el objetivo de que no haya irregularidades.

En Esteban Echeverría, la mayoría de los alumnos viajan en el 501, colectivo que recorre todo el distrito y está a disposición de "La Empresa Monte Grande”. Está última posee la línea 394, que llega hasta Ezeiza, y la 245 que va hasta Almirante Brown. Un empleado de esta compañía, Jorge Barragat, explicó cómo hicieron el año pasado para otorgar el boleto estudiantil. "El Consejo Escolar hacía un listado que lo llevaba a la empresa. Y el mismo Consejo Escolar les daba el boleto estudiantil a los chicos. La Directora se encargaba de pedir las fotocopias de los documentos y llevarlo al Consejo”, aseguró el conductor.

El nuevo procedimiento representa una gran diferencia con respecto al anterior, cuando los estudiantes debían acudir a la empresa, llevar una constancia de alumno regular, sacarse una foto y esperar varios días hasta que les den el carnet escolar. Luego, el adulto tenía que ir a buscarlo hasta allí. El problema con esto es que muchos padres trabajan o tienen otras obligaciones y no tienen demasiado tiempo para acompañar a los chicos. Con la nueva reglamentación, los adultos a cargo no tienen que hacer tantos trámites por lo que no pierden muchas horas en realizarlo.

Con respecto a los costos, se aplica una gran bonificación. "Los que cursan el secundario pagan cincuenta centavos y los que están en primaria, sólo diez centavos”, agregó Jorge quien también aseguró que esta cifra representa "la mitad” del boleto que abonan el resto de los pasajeros. Quizás parece una cifra pequeña pero a fin de mes, luego de que el alumno haya viajado durante 30 o 31 días, es un número significativo.

La medida se extiende tanto para los colegios públicos como para los privados que forman parte de las distintas localidades de Esteban Echevarría: Monte Grande, El Jagüel, Canning, Luis Guillón y 9 de Abril. Todas las instituciones educativas del distrito trabajan en consonancia con el Consejo Escolar.

 

 

Comentarios