Sociedad

¿Los conductores superan los controles de alcoholemia?

La tolerancia para los automovilistas es de 0,5 grados de alcohol por cada litro de sangre. La problemática existe en tanto que hay una gran cantidad de accidentes de tránsito aunque disminuyó en relación a otros años.
lunes, 16 de marzo de 2015 · 17:15

Aquellas personas que conducen alcoholizadas tienen mayores probabilidades de sufrir un accidente que las que están sobrias. Por eso, las autoridades insisten tanto con las campañas de difusión de esta información: para prevenir. En la provincia de Buenos Aires, la normativa establece que las personas pueden manejar un auto con un límite de 0,5 gramos de alcohol por cada litro de sangre; una moto, con 0,2; por último, son menos permisivos con los camioneros, a quienes se les prohíbe cualquier cantidad. Ahora bien, ¿Los argentinos somos consientes de esta problemática?

Días atrás, el Ministerio de Salid bonaerense informó que el número de conductores ebrios se redujo notablemente en 2014, con respecto al 2013. El dato fue arrojado tras un análisis que fue realizado en las rutas que se extienden en la Provincia de Buenos Aires. En términos precisos, disminuyó un 70%.

La información se originó a partir de un estudio que llevó a cabo el Registro de Bebidas Alcohólicas del ministerio de Salud Provincial (REBA). En el mismo, se entabló un promedio de los casos registrados durante el 2013 y el 2014.

El ministro de Salud, Alejandro Collia, expresó en un comunicado oficial: "hace dos años, sobre 25.474 controles a conductores, se detectó consumo de alcohol en el 3,44 por ciento de los casos, mientras que el año pasado, sobre 24.000 controles se obtuvo que solo el 1,5 por ciento tenía alcohol en sangre”.

El funcionario destacó el daño que producen un exceso de consumo de bebidas alcohólicas: "el alcohol disminuye la atención y la capacidad de respuesta ante los peligros se vuelve confusa y lenta, incluso cuando no se llegue al tope de los 0,5 gramos de alcohol en sangre” y advirtió que "no es casual que el alcohol esté vinculado al 50 por ciento de los choques vehiculares en los que se producen muertes”. También, destacó que se presume que por cada fallecimiento en incidentes de tránsito, unas 4 o 5 personas sufrirán discapacidades permanentes.

El titular del Reba, Juan Lauro, explicó que los controles de alcoholemia a cargo de la Provincia se realizan en rutas y autopistas pero también en corredores nocturnos, como los de La Plata, Ramos Mejía (La Matanza), Lomas de Zamora, Lanús, Quilmes, Esteban Echeverría, Florencio Varela, Berazategui, Escobar, Vicente Lopez y San Fernando.

En el distrito, los controles de tránsito se realizan sobre todo durante los fines de semana ya que, en esos días, las personas suelen ser más imprudentes debido a que salen a tomar algo en un bar o a bailar, y no se percatan de los límites de graduación alcohólica para conductores. De esta forma, los inspectores suelen registrar las zonas más transitadas, como por ejemplo, la Plaza Enrique Santamarina.

Cabe recalcar que los conductores que hayan desaprovado el control de alcoholemia en el ámbito bonaerense pierden la licencia de conducir y deben realizar distintos trámites para recuperarla. En muchos casos, eso incluye un curso teórico sobre manejo.

Comentarios