Sociedad

¿Cómo saber si un transporte escolar es seguro?

Los padres cuyos hijos van al colegio en colectivos escolares, tienen que conocer los requisitos que deben cumplir estos vehículos para determinar si estos son de confianza o no.
martes, 14 de abril de 2015 · 17:37

Muchos padres no tienen tiempo para llevar o traer a sus hijos del colegio por lo que deciden abonar un colectivo escolar que se encargue de esta tarea. Sin embargo, no todos las compañías brindan un ben servicio. ¿Cómo saber si la entidad es responsable y se encargará de realizar bien su trabajo? Para ello, es imprescindible conocer las normas de tránsito que deben acatar y evaluar si las cumplen o no.

Según la ley, se considera transporte escolar a aquellos servicios que se dedican al "traslado de educandos de Jardines de Infantes, Escuelas Primarias y Secundarias, a título oneroso entre sus domicilios particulares y el de los referidos establecimientos educacionales Públicos o Privados y viceversa, mediante el pago de tarifas de abono no inferiores a un mes por adelantado”.

¿Qué reglas debe cumplir?

Por empezar, un vehículo que transporta estudiantes debe llevar la leyenda "transporte escolar” en los cuatro lados del vehículo, con el objetivo de que el resto de los conductores sepa que se trata de un automotor especial y tenga cierta consideración por ello, como, por ejemplo, saber que deberá detenerse en la esquina de los colegios para dejar a los estudiantes en la institución educativa. 

Debe contar con determinada infraestructura: dos puertas laterales de ascenso y descenso, cuyas aperturas estarán a cargo del chofer; una puerta de emergencia de accionamiento normal; ventanilla con sistema de seguridad que impidan exponer a los escolares partes de su cuerpo fuera del perímetro carrozado del vehículo; los rodados deberán ofrecer una correcta presentación interior y exterior y ser objeto de una constante higiene; deberán contar con certificado de desinfección e higiene expedido por la comuna que corresponda por jurisdicción al domicilio real del peticionante.

También deberá tener un matafuego y un botiquín de primeros auxilios, en caso de que haya un incidente y el herido necesite de determinada atención antes de llegar a un hospital público como puede ser un vendaje. El transporte debe ser un espacio donde haya "seguridad, responsabilidad, confort, higiene y regularidad”, enumera la disposición legal.

En cuanto al conductor, este debe tener una licencia habilitada exclusivamente para el manejo de automotores públicos con pasajeros. Si el vehículo transporta menores que van al preescolar o al nivel primario del colegio, además del chofer, deben viajar con el cuidado de un celador, quien se encargará de su protección.

Los estudiantes no pueden ir parados de ninguna manera, tienen que estar sentados y con el cinturón de seguridad puesto. En el caso de los más chicos, la persona que esté a cargo de ellos, deberá controlar que todos los alumnos se comporten bien, que no saquen las manos por la ventana, por ejemplo, ya que eso podría generar un accidente.

Durante el trayecto, el conductor tiene que estacionar siempre en la puerta del colegio y cerca del cordón para que los chicos bajen directamente en la vereda. Las autoridades del colegio deben disponer determinadas señalizaciones para que otros autos no se interpongan en su camino y los chicos puedan descender normalmente.

Comentarios