ECHEVERRÍA - SOCIEDAD

Dos médicos del Hospital Santamarina faltaron a casi el 50% de las guardias

Un informe sobre el presentismo en las guardias del Hospital Santamarina reveló que dos de los médicos, una cirujana y una médica clínica, faltaron el 42 por ciento de los días. Para poder controlar eficientemente la asistencia, el Municipio instalará un sistema de control biométrico.
viernes, 24 de abril de 2015 · 16:37

El cartel de "no hay médicos de guardia” es moneda corriente en los hospitales de toda la provincia de Buenos Aires y el Hospital Santamarina no es una excepción. No obstante, muchas veces no se conocen las causas del faltante de los médicos.

Un informe presentado por el Ejecutivo local detalló las ausencias de los médicos a las guardias hospitalarias, siendo que dos de los médicos afectados por este servicio, faltaron a un 42 por ciento de las guardias y otros tres no asistieron a su trabajo el 20 por ciento de los días que les tocaba.

"A veces ha habido guardias que había un solo médico”, admitió la doctora Stela Maris Gilabert, secretaria gremial de la Asociación de Profesionales de la Salud de Esteban Echeverría; no obstante, se mostró no calificada para hablar sobre las ausencias de los médicos a las guardias o las causas de las mismas. Desde El Diario se solicitó hablar con Marta Díaz, jefa del área de guardias del Hospital Santamarina, quien no pudo esclarecer el tema ya que estaba ausente en dicho hospital.

El informe detalla que se han encontrado casos específicos donde los médicos de guardia en las especialidades de clínica médica y cirugía faltaron 14 de las 33 jornadas laborales que les tocaba cubrir.

En términos más generales, desde septiembre del pasado año hasta abril del presente, se han registrado 147 ausencias a las guardias, siendo que el 68,7 por ciento de las mismas no fueron justificadas por los médicos; 35 de ellas fueron avisadas previamente, 8 fueron ausencias espontáneas sin previo aviso y tan sólo 3 de las faltas fueron ocasionadas por la enfermedad de un familiar.

Debido a ello, desde el Municipio comenzarán a implementar próximamente un nuevo control de presentismo. Se trata de un sistema de control biométrico para el ingreso del personal al Hospital Santamarina. El mismo permitirá, mediante el reconocimiento de las huellas digitales, comprobar los horarios de ingreso y egreso de cada empleado, así como también de la asistencia.

Este tipo de control es similar a los que actualmente se utilizan en las dependencias municipales y en el mismo Edificio Municipal. El objetivo de esta medida es, en este caso particular, poder verificar el cumplimiento horario tanto de los profesionales de la salud como del personal auxiliar y administrativo.

La decisión fue tomada por el Ejecutivo local tras comprobar en diversas auditorias que existen varios médicos con incompatibilidad horaria o doble nombramiento, que no cumplen con la jornada laboral establecida y perjudican la atención de los pacientes en el Hospital Municipal.

La doctora Gilabert, por su parte, se mostró conforme con la medida. "Yo estoy de acuerdo, a mí y a tantos otros nos pueden controlar los horarios y no vamos a tener ningún inconveniente”, aseguró.

Comentarios

Otras Noticias