El problema de estacionarse en Monte Grande

Estacionar en las calles centrales de la ciudad suele ser una odisea. Ante la falta de tiempo o de espacios acorde al presupuesto, los ciudadanos suelen dejar los autos en lugares prohibidos que pueden costarles el acarreo del mismo y multas desde hasta doce mil pesos.
viernes, 12 de junio de 2015 · 12:35

El crecimiento poblacional trae aparejado, casi siempre, el crecimiento del parque automotor, y consecuentemente los problemas para encontrar dónde dejar el auto a la hora de volver al hogar o de llegar al lugar de trabajo. Encontrar una plaza de estacionamiento gratuita, segura y cerca del centro de Monte Grande, donde está el movimiento comercial, bancario, legal y laboral más fuerte, es a veces una misión imposible, debiendo recurrir a estacionamientos privados, varios de los cuales también se encuentran hasta el tope de sus capacidades.

Ante tal odisea, y ante el apuro impuesto por los ajustados tiempos con los que circulan los habitantes de la ciudad, suelen dejar estacionados sus vehículos en zonas prohibidas, garajes, paradas de colectivos, pasos de cebra e incluso en las ochavas, bajadas para discapacitados o en doble fila.

Bajo el pretexto de "son cinco minutos, bajo, compro y me voy”, los autos están estacionados durante largas horas en ambas manos de la calle, arterias por donde, muchas veces, pasan colectivos. Esto crea un caos notable durante las horas pico, donde los colectivos se detienen para subir pasajeros y, literalmente, paran el tránsito al no encontrar espacio para arrimarse al cordón.

Desde el área de Tránsito de la Municipalidad de Esteban Echeverría aseguran que tienen tres grúas trabajando al máximo, que básicamente se rigen por las denuncias que hacen los propios vecinos con respecto a los vehículos que interrumpen su paso, ya sea en los garajes particulares o en pasos peatonales o bajadas para discapacitados. Debido a ello, no dan abasto para poder acarrear a todos los vehículos infractores que entorpecen el paso por las calles del distrito.

Si bien lo adecuado según la ley es que ante un vehículo mal estacionado el mismo sea acarreado por las grúas municipales, en este momento los agentes de Tránsito están procediendo de otra manera ya que las maquinarias no son suficientes. De identificar a un automóvil, motocicleta o cualquier rodado aparcado en un lugar prohibido, proceden a labrarle una infracción al titular del mismo, valiéndose del sistema de la Dirección Nacional de Registro del Automotor y Créditos Prendarios(DNRPA). De esta manera dejan pegado sobre el parabrisas el aviso de acta por incumplimiento de la ley provincial y/o municipal. En caso de que quien lo haya dejado allí no sea a quien le recae el acta o multa, deberá presentarse en los juzgados y realizar los trámites pertinentes para liberarla.

Es así que hace ya varios años, de manera progresiva, fueron surgiendo varios emprendimientos privados que proveen en reducidos espacios más de treinta plazas de estacionamiento para aquellos que trabajan a diario en el partido echeverrianos o que, simplemente se acercan al centro para realizar compras o actividades varias y no encuentran espacio en las calles centrales.

Gran cantidad de los estacionamientos privados cuentan con sencillas instalaciones compuestas por espacios no delimitados, donde el dueño va moviendo en una especie de rompecabezas a los autos para que entre la mayor cantidad posible, y sin un techo firme, con tan solo una media sombra para que no le de el sol a los automóviles. Pocos de ellos cuentan con un espacio particular donde el dueño del vehículo lo estaciona y se lleva su llave, signo de que no lo moverán de allí, y un techo de material o chapa.

Con comodidades no muy diferentes a las que se pueden encontrar en algunas calles del distrito, estos espacios privados cobran desde 16 pesos la media hora, 32 la hora. No obstante, muchos de ellos trabajan con la modalidad de estadía, que puede ser de medio día o jornada completa, en donde los precios van desde los sesenta pesos por auto. De igual manera, en el caso de quienes trabajan a diario o viven en la zona, suelen alquilar este servicio por semana, lo que asciende de cuatrocientos a seiscientos pesos por semana dependiendo el horario de entrada y salida.

Teniendo en cuenta que el mayor movimiento está en los horarios laborales y comerciales, siete de diez estacionamientos situados en el centro de Monte Grande abren sus puertas de 8 a 21 horas.

Dentro del centro del Monte Grande existen, aproximadamente unos diez estacionamientos privados, con una capacidad total que ronda los trescientos vehículos, algunos de los lugares ocupados por la estadía ya reservada.

Es así que, muchos de los ciudadanos que acuden a la ciudad cabecera del Municipio de Esteban Echeverría eligen dejar sus vehículos en la calle, corriendo el riesgo de que las grúas lo levanten y se lo lleven o que les labren, además, una costosa multa.

Las normas estipuladas por ley en cuanto al estacionamiento libre y no medido en la calle son claras. Un conductor puede estacionar en sobre la mano derecha de las calles, de acuerdo al sentido de circulación en caso de que sea una calle de mano única. No obstante, existen calles en donde carteles municipales y/o provinciales indican que el espacio de estacionamiento es el contrario, mayoritariamente en calles en donde hay paradas de transporte público, como es el caso de Vicente López, donde se estaciona sobre la mano izquierda para posibilitar a los colectivos arrimarse al cordón.

A pesar de estar señalizado, muchos conductores hacen caso omiso de las indicaciones, haciendo difícil el transito por las calles centrales. Debido a ello, y ante los reclamos recibidos por los vecinos, desde la Dirección de Tránsito, junto con Obras Públicas, instalarán nueva y abundante cartelería informativa, así como también repintarán de amarillo aquellos cordones sobre los cuales está prohibido detenerse.

Cuándo se acarrea un vehículo y qué hacer al respecto

Los agentes de tránsito procederán a acarrear con la grúa un automóvil, moto o camioneta cuando se encuentren estacionadas en áreas prohibidas, obstaculizando la entrada a garajes particulares, paradas de colectivos, pasos peatonales, rampas para discapacitados, etc.

En este caso, los vehículos serán llevados a un depósito municipal. Su propietario, para recuperarlo, deberá dirigirse en primera instancia a la Dirección de Tránsito y Transporte, ubicada en Enrique Santamarina 657, entre Colon y Fariña, Monte Grande. Allí deberá presentar toda la documentación relacionada con el vehículo. Se le labrará un acta de comprobación donde constará la infracción cometida y, tras pagar el acarreo, 332,16 pesos, podrá retirarlo.

Comentarios

Otras Noticias