Sociedad

La nostalgia en cuatro ruedas

Cacee es un club de autos que reúne a propietarios de autos clásicos. El primer sábado y domingo de cada mes está abierto al público de diez a dieciocho horas en Boulevard Buenos Aires y Amat, Monte Grande.
sábado, 26 de septiembre de 2015 · 00:00
El Club de Automóviles Clásicos de Esteban Echeverría surgió hace más de treinta años, en medio de charlas de café entre amigos, sólo por el simple gusto del automovilismo y los autos clásicos y antiguos. Como la idea no era simplemente juntarse en un bar sino tener una sede, se alquiló un predio en la calle Miguel Cané. El presidente del Club de Automóviles Clásicos de Esteban Echeverría, Marcelo Panno, desde hace más de veinte años cuenta como fueron esos comienzos: "Después tuvimos la suerte de que el club hípico nos dio un espacio donde nos juntamos a cenar, compartir ideas. Luego para una exposición tuvimos la suerte de que la empresa Coto nos brindara este espacio para continuar con la actividad. A partir de ahí se consideró de interés Municipal, se lo considera un museo. Acá vienen chicos de los colegios, de distintas entidades, el intendente Gray, el gobernador Scioli, por el hecho de conocer el museo”. 
La función social del club es unir a la gente que tiene pasión por los autos antiguos, "volver a la vida un pedazo de fierro”, una vez por mes el club organiza un autojumble, que es la venta de repuestos de autos clásicos. Generalmente las piezas se consiguen, es la única forma de poder tener un auto clásico, el ser miembro de un club. La unión es por los autos, y a raíz de eso se entablan relaciones sociales. Las mujeres también forman parte de este círculo social a través de las cenas que organizan los días miércoles, porque ellas aprecian el gusto por los autos, incorporando sus visiones y para que toda la familia pueda compartir la actividad. Desde hace tres años, el predio donde estaba el club Español se convirtió en la sede del Club. Aunque por el momento la actividad principal se desarrolla en la calle Boulevard Buenos Aires. 
Panno cuenta que "actualmente tenemos alrededor de 100 autos y 150 socios, algunos están rondando los 90 años y te cuentan anécdotas de los coches, de cómo se reparaban, de cómo eran los caminos, y vos están escuchando de alguien que lo vivió, es la historia viva. Tratamos de transmitirlo de la misma forma. Esto es parte del pueblo de Esteban Echeverría y que la ciudad entera sepa que a esto hay que cuidarlo y quererlo como tal, más allá de que cada coche tiene un dueño, pero el hecho de que todo el pueblo pueda entrar a conocerlo ya es una ventaja. Hay muchísimos partidos que no tienen la suerte de tener esto. Hay muchos vecinos que no saben que está esto”.

Comentarios

Otras Noticias