SOCIEDAD-ECHEVERRÍA

Pilates, el método que combina fuerza y armonía

El método lleva el nombre de su creador Joseph Pilates y es ideal para lograr flexibilidad, acondicionamiento muscular y control del estrés.
martes, 19 de enero de 2016 · 09:30

Los ejercicios de Pilates forman parte de un método integral que ayuda a mover los músculos más profundos del cuerpo, y así lograr una buena postura. Si bien los movimientos pueden parecer lentos y fáciles, son intensos y específicos para cada zona del cuerpo. Ayudan a  mejorar el equilibrio y la alineación, a la vez que contemplan la coordinación, la respiración, la fuerza y la estabilidad.

 

El método Pilates es adecuado para todas las edades, de modo que cualquiera lo puede hacer en la medida en que comprenda las consignas. En un nivel principiante se trabaja sin elementos, pero cuando ya se tiene mayor coordinación y se conocen los ejercicios, se pueden complementar con pelotas, rolos, barras y bandas. Los rolos permiten modificar la estabilidad para forzar el cuerpo a mantenerla por sí solo. Las bandas o sogas ayudan a inmovilizar alguna zona del cuerpo, para así poder mover otras con mayor fluidez.

 

Pilates propone una técnica "inteligente” que permite fortalecer los músculos de los hombros, pecho y espalda. Así tu cuerpo puede soportar mejor las exigencias diarias, como por ejemplo una mala postura adquirida durante la jornada laboral.

 

Esta disciplina es perfecta porque ayuda a manejar el estrés y a la vez a tener un cuerpo más flexible y fuerte. Lleva el nombre de su creador Joseph Pilates, un alemán nacido en 1880 que lo llamó al principio "Contrología” porque buscaba que la mente controlara el cuerpo al hacer los ejercicios. Los ejercicios combinan el control de la respiración con elementos de fisicoculturismo, lucha, yoga, tai chi, meditación zen y gimnasia.

 

Mariel Rovira es instructora de Pilates en el Club Atlético Monte Grande y cuenta que "Las clases de son muy completas, se trabajan todos los músculos del cuerpo y  cualquier persona puede tomar clases, ya sea un joven  o una persona de la tercera edad” y agrega "En el caso de que haya una dolencia en la columna, por ejemplo, se hace una clase especializada teniendo en cuenta cuales son las dificultades”. Para este sistema no hay límite de edad, ni ningún tipo de restricción, todas las personas pueden realizarlo, inclusive aquellas que tienen patologías óseas ya que la técnica está basada en la preeducación neuromuscular, lo que permite mejorar profundamente la postura y aliviar las lesiones como por ejemplo, lumbalgias y diversas tensiones.

 

A través de la combinación de las tradiciones oriental y occidental, su inventor  consiguió crear una rutina de más de 500 ejercicios que aunara calma y flexibilidad (oriente) junto con fuerza y tono muscular (occidente). Aunque lo cierto es que el método se podría reducir a 34 ejercicios básicos de los cuales surgen infinidad de combinaciones y ampliaciones. En ellos se trabajan ángulos anatómicos y palancas fisiológicas concretas, y se han de realizar siempre al compás de la respiración, estando totalmente concentrado en los movimientos que se realizan.

 

Es un método intenso y efectivo que produce beneficios notables en la musculatura, pero ésta no ha sido la única causa para que se extienda su práctica sino que en gran parte contribuyó el hecho de que varios famosos incurrieran en esta disciplina y recomendaran su práctica.

 

Esta técnica tiene seis principios básicos y esenciales como el control, concentración, fluidez, precisión, respiración y centro. Precisamente, con este último principio, el Pilates hace referencia a una zona concreta del cuerpo denominada centro de fuerza, que también se conoce como mansión del poder. Dicha zona la conformarían los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos y la intención es que, a través de su fortalecimiento, se ejerciten el resto de partes del cuerpo. Su objetivo principal no es la quema de calorías, sino reforzar la musculatura y aumentar el control, fuerza y flexibilidad de nuestro cuerpo. Aunque, como todo ejercicio físico, supone un aumento en el gasto energético y, por tanto, también contribuye a mantener un peso equilibrado.

 

La mayoría de los ejercicios se realizan mediante una serie de movimientos suaves y lentos y con la ayuda de aparatos diseñados específicamente para esta disciplina. En todos y cada uno de estos movimientos controlados se intenta conseguir la mayor precisión posible a través del control de la respiración, la correcta alineación de nuestro cuerpo y, por supuesto, la concentración. De esta manera se evitan gestos violentos o incontrolados que puedan ser agresivos para el organismo.

 

Hoy en día hay muchas disciplinas que se engloban bajo el término Pilates, todas ellas se pueden agrupar en dos grupos fundamentales. Las del primero se realizan con la ayuda de aparatos especialmente diseñados y las del segundo se practican en el suelo, sobre una colchoneta, aunque se pueden incorporar diversos aparatos. No obstante, obviamente, los principios que rigen ambos son idénticos y la realización de muchos de los ejercicios es similar. "Hay distintos tipos de Pilates, y todos son muy útiles, en especial, el que se realizan en las camas en donde uno trabaja con el propio peso del cuerpo y no uno extra”.

 

Las clases de Pilates tienen una duración aproximada de cincuenta minutos y los especialistas recomiendan que se realice con una frecuencia de dos veces por semana, la indumentaria debe ser cómoda y adecuada para realizar todo tipo de actividades. "Nosotros realizamos clases de una hora de duración al cual dividimos en dos partes, un tiempo para la ejercitación y los últimos diez minutos de la clase para hacer relajación, elongación y darles un masajes a nuestros alumnos. Es una forma de que finalicen la clase un poco más liberados”.

 

Nunca es tarde para aprender a corregir nuestra postura y fortalecer el cuerpo.  Nunca es tarde para mejorar nuestra calidad de vida, solo debemos animarnos a sentirnos bien con nosotros mismos, Pilates, es una muy buena herramienta para esto.

Comentarios