ESTEBAN ECHEVERRÍA

El arcón de las sonrisas

Cuarenta voluntarios, setecientos chicos, jardín de infantes sustituto, talleres, sólo con donaciones voluntarias.
viernes, 10 de junio de 2016 · 16:26

SonRisas trabaja para brindar a chicos en situación de vulnerabilidad un espacio de formación, recreación, contención y expresión, en donde puedan encontrar un marco adecuado para el desarrollo de su niñez.

 

En este espacio se realiza un seguimiento de su educación y se la complementa con apoyo escolar gratuito, talleres de alfabetización, un taller para la primera infancia y diversos talleres orientados a niños y adolescentes con finalidades educativas, recreacionales y de formación.

 

"En el 2004 arrancamos con tres amigos a hacer actividades en una sociedad de fomento de Echeverría, ahí me di cuenta que era el tipo de trabajos que quería hacer. Poco a poco, este proyecto empezó a tomar forma  y hace cuatro años conseguimos poner nuestro propio espacio” cuenta Martín Ferreira, presidente de la agrupación.

 

Esta organización se encuentra en la calle Luis de Sarro 1226, Monte Grande. Con el aporte de empresas y particulares, SonRisas  gestiona  los recursos para acercarles a las familias con las que trabaja, elementos para mejorar su calidad de vida. Empezando por asegurarles la necesidad básica de la alimentación, a través un programa que se ocupa, principalmente, de las familias en grado de mayor necesidad. Para esto se analizan cada caso en base a censos realizados en la zona, el conocimiento del terreno y solicitando a cambio una contraprestación de los adultos de la familia en trabajo comunitario.

 

"El lugar pasó de esta abierto cuatro horas por semana a ocho horas por día. Con la gran cantidad de talleres que ofrecemos, y las actividades que realizamos vienen aproximadamente setecientos chicos y cuarenta voluntarios se encargan de darles la atención que necesitan. Estamos muy contentos de todo lo que estamos logrando, de las cosas tan lindas que hemos hecho en tan poco tiempo, es maravillosa la unión que se puede lograr entre la familia, la escuela y el Estado”.

 

Entre el abanico de posibilidades que brinda esta institución se encuentra el programa Sonriserito, un jardín que se vuelve una posibilidad para aquellos niños que no pudieron ingresar a uno o que, por distintas circunstancias, quedaron sin vacantes. Además, un taller llamado "Mejor hablar de ciertas cosas” donde los chicos son informados sobre temas controversiales. "Es una opción para que los adolescentes vengan a hablar de sus problemáticas y participen de charlas con profesionales que los contienen y los instruyen para no verse afectados por problemáticas muy comunes”.

 

Por otra parte, se encuentra el "curso de líderes”, en el cual los jóvenes que asisten a esta organización son capacitados para que en un futuro tengan la posibilidad de convertirse en voluntarios o estén formados para ayudar en otras agrupaciones.

 

Entre los objetivos de SonRisas se encuentra el de poder abrir un segundo centro que continúe con esta cadena de favores. Pero por lo pronto, están enfocados en armar un consultorio odontológico en el cual todos puedan atenderse. "Si bien ya conseguimos una silla apropiada para poder armar el gabinete, faltan muchas cosas todavía. Estamos haciendo todo lo posible para que esto se pueda dar, es fundamental que los chicos reciban este tipo de asistencia”.

 

El 2 de julio a las 11 horas, SonRisas va a festejar un nuevo aniversario. Todos los que quieran asistir están invitados, lo único que se precisa para participar es colaborar con un alimento no perecedero. "Es una agrupación que logró consolidarse por el amor que sentimos hacia el prójimo y la convicción de que la solidaridad es el camino correcto. Estamos ayudando a que muchos chicos tengan una infancia digna” concluyó Martín.

 

 

 

 

Comentarios

Otras Noticias