ESTEBAN ECHEVERRÍA

Melitón Legarreta, un vecino que fomentó el progreso de su familia y de la región

Un vasco que llegó con su familia a nuestro país. Desde pequeño cultivó el afán por el trabajo y el progreso. Fue uno de los vocales de la Primera Comisión Fomentista que bregó porque Monte Grande se constituyera como ciudad independiente.
sábado, 25 de junio de 2016 · 11:06

Don Melitón Legarreta nació en Navarra, parroquia de Oyeregui, España el 10 de marzo de 1858. Arribó junto con su familia a la Argentina cuando tenía sólo ocho años de edad.

En el pueblo de Lanús, siendo niño, comenzó a trabajar en una panadería, haciendo tareas como reparto de pan y otros quehaceres propios de ese ramo. Algunos años después, ingresó en el Ferrocarril del Sud, de capitales británicos, iniciándose como aprendiz cambista.

Impulsado por un marcado afán de progreso estudió simultáneamente telegrafía Morse, pasando a desempeñarse como telegrafista. En ese trabajo, posteriormente fue ascendido al cargo de jefe de estación, ocupando este cargo en Temperley durante tres años.

Se radicó en esta región, más precisamente en el paraje Monte Chico en el año 1880, cuando tenía veintidós años de edad, abandonando sus labores ferroviarias para dedicarse en a la explotación tambera, a raíz de haber heredado, un plantel de diecisiete vacas lecheras que habían sido propiedad de su madre, llegando a tener con el correr del tiempo, alrededor de ciento treinta animales. El tambo, estaba ubicado en las cercanías de donde estaban los predios de Carruther, actualmente Colón al fondo.

Melitón Legarreta contrajo enlace en Adrogué con Doña Melitona Pourtalé, el 10 de octubre de 1885, cuando tenía veintisiete años de edad. Del matrimonio, nacieron nueve hijos: Rosa, Delia, María, Ester, Hilda, José, Carlos, Alfredo y Otilia, falleciendo su esposa a raíz de complicaciones propias del último parto.

Este vecino meritorio del pasado de Monte Grande, sobresalió por su inclinación comunitaria, motivo por el cual, no se excluyó de los movimientos que anhelaban el progreso para la región. Es así como participó activamente de la Primera Comisión de Fomento que se constituyó, de esto hace algo más de cien años, en marzo de 1896.

Se desempeñó a partir de aquella oportunidad como vocal, acompañando a los hombres de bien, empeñosos de aquel tiempo, entre los que se destacaron Don Luis Guillón, Don Pedro Reta, Don Herminio Constanzó, Don Jorge Pasman Miles y Don Cayetano Jesús de Ugarteche, entre otros.

También fue presidente de la Asociación Española de Socorros Mutuos y presidente honorario de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos "XX de Setiembre”, precursoras entidades de carácter social del pueblo de Monte Grande.

Este apreciado vecino, contrajo nuevas nupcias al quedar viudo con Doña Marcela Beranco y falleció en su querido Monte Grande en 1930, a los setenta y dos años de edad.

Comentarios