ESTEBAN ECHEVERRÍA

Cresta Roja: por qué la Justicia llamó a licitación antes de lo esperado

La cantidad del personal que aún no fue reintegrado a la planta de producción de la empresa avícola produjo una aceleración del proceso licitatorio, señalan.
martes, 16 de agosto de 2016 · 11:00

De los 3500 empleados aglutinados en las platas de producción 1 y 2 de Tristán Suárez y El Jagüel, poco más de la mitad recuperó sus puestos de trabajo cuando la empresa avícola volvió a faenar pollos, allá por mediados de abril. Según voceros, delegados y fuentes periodísticas, Proteinsa S.A. -el consorcio conformado por las firmas Ovorprot, Tanacorsa SA y La suerte Agro SA que se hizo cargo de la reapertura de la planta-, había prometido que para inicios de agosto todo el personal sería reintegrado. Sin embargo, denuncian que aún resta incorporar a unos 1700 trabajadores.

Según el periodista Juan Illescas, este incumplimiento fue el detonante para que la jueza Valeria Pérez Casado optara por acelerar el proceso licitatorio y haber convocado oferentes para que el 16 de octubre la industria tenga nuevo dueño. "Hasta ese día a a las 10 de la mañana se pueden presentar los sobres y a partir de las 12 se va a saber quién fue el ganador”, explicó Illescas en diálogo con El Diario. De momento, se están vendiendo los pliegos para ingresar al concurso, los cuales tienen un valor de 25 mil pesos y delimitan las condiciones impuestas por la jueza para entrar a competir por la titularidad de la firma.

Pero, según lo que detalla Illescas, el plan original ejecutado en febrero por la magistrada tenía como objetivo que la licitación se llevase a cabo durante inicios de 2017 y que Proteinsa, por hacerse cargo de la firma momentáneamente, se quedaría con la licitación si mejoraba la mejor oferta de los demás oferentes. Para el periodista, quien trabajó como operario en la planta de Tristán Suárez y conoce al detalle el proceso de caída de la ex firma de los hermanos Rasic, la decisión de la jueza se torció debido a que al día de hoy casi un 40 por ciento de los empleados sigue sin recuperar sus puestos, en contraposición con lo que el consorcio había prometido.

"Ahora, lo que hace la jueza es para que vaya una consultora, que haga bien los números y que la persona o empresa que tenga espalda para poner una base de 110 millones de dólares al contado y que presente el mejor plan de negocios, gane el concurso”, precisó, al tiempo que explicó que al revisar todos los proyectos de negocios, el juzgado tendrá en consideración al que pueda retener la mayor cantidad de trabajadores, tanto los que volvieron a ser tomados como los que aún aguardan a ser llamados.

En tanto, Illescas detalló que entre 100 y 150 trabajadores firmaron en los últimos días un contrato de tres meses para reingresar a partir del 22 de agosto en la planta de Suárez, que vuelve a abrir otro turno. "Ahora con esto hay que ver si entran”, cuestionó.

 

 

Comentarios

Otras Noticias