Esteban Echeverría

Comercios de ropa y calzado comenzaron sus liquidaciones con rebajas de hasta 50%

Las rebajas en los precios oscilan entre el 20 y el 50 por ciento. También hay promociones, descuentos por pago en efectivo y se mantienen las 12 cuotas sin interés pagando con tarjeta.
jueves, 18 de agosto de 2016 · 14:00

Por estos días se repite una postal especial en los comercios de la región: las liquidaciones de la temporada otoño-invierno.

 

Dos de cada tres vidrieras del ofrecen sus liquidaciones de temporada. Los descuentos, con porcentajes que oscilan del 20% al 50%, son moneda corriente en indumentaria y calzados de hombre, mujer o niño, llegan a los accesorios como zapatos, carteras y cinturones e incluyen artículos de blanco, como sábanas y toallones.

 

Lo llamativo es que las liquidaciones se producen en plena temporada invernal, cuando el frío todavía está presente y el verano es aún una época lejana. Así las vidrieras ostentan una batería de propuestas para todo tipo de nivel de consumo.

 

El local "Ozono” (Alem esquina Rojas) exhibe un gran cartel en la puerta de comercio con el escrito "Liquidamos al 50% todo”.  En la misma cuadra, "Bap Wear” muestra en sus vidrieras varias propuestas con promociones para aprovechar.

 

Por ejemplo, los pantalones de jean que, a principio de temporada superaban los cuatrocientos pesos, hoy, rondan los trescientos. Además hay promociones que permiten llevar dos prendas similares por el precio de una, o un gran descuento en la segunda compra.

 

Los pullovers que antes rondaban los trescientos cincuenta, ahora cuestan setenta pesos menos. Mientras que las camisetas de dama bajaron más del 25 por ciento.

 

Vestir a los chicos también es más barato por estos días. En un local de primera marca, un pantalón de niño (trescientos noventa pesos) más una remera básica (doscientos cuarenta) daban la suma final de seiscientos treinta pesos. Hoy, las mismas prendas valen cuatrocientos ochenta. Para las nenas, antes había que desembolsar quinientos sesenta pesos. Las mismas prendas con la liquidación salen cuatrocientos.

 

 El rubro del calzado, por su parte, tampoco escapa a las liquidaciones. En el comercio "Carmelo”, hace aproximadamente una semana comenzaron las rebajas, los borcegos y las botas dominan la escena. Lo que hace unos días costaba casi quinientos pesos, hoy, vale trescientos, y menos también.

 

La mayoría de los vendedores coincide en que la temporada de invierno se cerraba a finales de septiembre, pero ahora se hace en agosto. Por más que se renueve la vidriera y lleguen prendas de primavera-verano, se continúa liquidando porque quedan artículos por vender.

 

Eso sí, no todas la prendas y productos son pasibles de liquidación, hay clásicos que siempre van a estar vigentes, más allá del paso de los años y las temporadas. "Por ejemplo, una camiseta blanca o negra se puede guardar y seguramente tendrá venta en el próximo año porque es un clásico del guardarropa" explican los comerciantes.

 

Las liquidaciones se plantean en dos etapas. Una primera en la que el promedio es del 30% de descuento y en la que el cliente compra el producto más valorado con una rebaja importante, y una segunda en la que es alrededor del 50% y ya el producto más deseado es difícil de encontrar, porque no quedan las curvas en talles y colores

 

Las mismas cada vez empiezan antes. Las temporadas tienden a acortase, a ser más efímeras. Los consumidores demandan cada vez más y más pronto. Antes el verano, antes el invierno, antes la liquidación. Tanta es la sed por novedades, que desde los negocios afirman que en agosto la gente empieza a pedir prendas de la próxima estación para comprarlas a menor precio debido a que todavía no llegan remarcadas.

 

A la hora de repuntar las ventas, no sólo los descuentos de las liquidaciones surgen efecto, también las tarjetas de crédito hacen lo suyo. Las 12 cuotas sin interés de las tarjetas con hasta un 10% de descuento, que lo realiza el mismo comercio, es una buena forma de que las ventas no caigan.

Comentarios

Otras Noticias