ESTEBAN ECHEVERRÍA

Mazzilli: "Fue el despertar de un sueño muchas veces soñado"

El flamante campeón olímpico nacido en Monte Grande se comunicó en exclusiva con El Diario tras coronorarse en Río 2016 con la Selección de Hockey y reconoció que está viviendo un sueño dorado.
viernes, 19 de agosto de 2016 · 16:59
"Fue el despertar de un sueño muchas veces soñado ", expresó "el Pájaro" Mazzilli en diálogo con Diario Canning después del momento histórico más importante que vivió su carrera deportiva, la historia del hockey y, fundamentalmente, uno de los más importantes del deporte argentino. 

Sucede que el cierre del partido fue todo un símbolo, que refleja la esencia unificadora de este equipo. A dieciséis segundos del final, Agustín Mazzilli se metió dentro del arco para convertir el cuarto gol y se quedó sentado en la tabla. Entonces lo acompañó Manuel Brunet, que casi como si estuvieran en una conversación de café, le dijo al Pájaro: "Ya somos campeones olímpicos". Y enseguida se les sumaron debajo de los tres palos Isidoro Ibarra, Juan Saladino y Facundo Callioni. 

El equipo dirigido por Carlos 'Chapa' Retegui , el primer director técnico de equipo colectivo en consagrarse como doble medallista olímpico, se impuso con temple y personalidad, a partir de los tantos conseguidos por Pedro Ibarra, Ignacio Ortiz, Gonzalo Peillat y Agustín Mazzilli. Los descuentos del conjunto belga fueron obra de Tanguy Cosyns y Gauthier Boccard. 

En el camino quedó España, Alemania y Bélgica, con mucho andamiaje olímpico. En la historia, los 19 leones que con humildad y esfuerzo, salieron a la cancha, cantaron el himno y festejaron un triunfo, el triunfo de millones de argentinos. Fue la consumación del logro más grande del hockey sobre césped en la historia. 

Una hazaña que se sustenta en un proceso que comenzó hace dieciséis años, desde aquel subcampeonato mundial junior en Hobart 2001 hasta la victoria sobre Bélgica por 4 a 2, en el cierre de un Río 2016. Un escalón más arriba que las Leonas, dueñas de la gloria con dos títulos mundiales y cuatro medallas olímpicas, dos de plata y dos de bronce.
 
En realidad, ellas y ellos en un saludable equilibrio: ambas ramas llevaron a este deporte a lo más alto. No habrán coincidido en los momentos, pero juntos sumaron para ubicar a la Argentina en la élite dentro del mundo del palo y la bocha.

Los pasos hacia la gloria. Siete años después de nacer en Monte Grande, Agustín comenzó a jugar en Lomas Athletic Club, una de las instituciones más prestigiosas a nivel hockey. "Mi papá jugaba y me llevaba siempre a ver sus partidos y entrenamientos”, recuerda. Con el pasar de los años, aunó su pasión por este deporte junto al rugby y el fútbol, las otras dos disciplinas que desarrollaba en paralelo, aunque finalmente sería el juego de la bocha y el palo el que lo llevaría a la gloria. Así fue como "el Pájaro” – apodo que le pusieron unos amigos en un viaje realizado allá lejos en el tiempo– se formó palo a palo en las inferiores del club lomense.
 
Luego vendría el traspaso a Leopold de Bélgica, donde pasaría a ser profesional. "Ahí mi día está un noventa por ciento dedicado al hockey y a mi preparación para los Leones”, cuenta el campeón olímpico, quien ya sabe lo que significa subirse a un podio. Es que a los diecinueve años ya se había consagrado campeón en los Panamericanos Junior de Trinidad Tobago 2008. Sólo tres años después, volvió a levantar el máximo trofeo con Los Leones al ganar los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Al año siguiente, el equipo comandado por Carlos "Chapa” Retegui quedaría en el décimo lugar de los Juegos Olímpicos de Londres.
 
Pero la primera gran hazaña llegaría en 2014 con la medalla de bronce en el Champions Trophy, logro que serviría de preludio para que sólo 1161 días después estas bestias tocasen el cielo con las manos. Sucede que con este campeonato, la Selección de hockey masculino logró una de las mayores hazañas deportivas de la historia del deporte argentino coronándose campeona en esta disciplina y contribuyendo así a que la cosecha de medallas de oro en estos Juegos se equipare a la marca histórica de Amsterdam 1928, Los Ángeles 1932 y Londres 1948.
 
...Y pensar que fue el volante nacido en nuestro partido quien selló el triunfo decisivo para que la gloria volviese a vestirse de celeste y blanco.

Comentarios