Celestino Galván, el hombre al que todos querían

Se desempeñó como intendente de Esteban Echeverría en la década del sesenta. Amado por su pueblo, los vecinos lo recuerdan por su transparencia, sencillez y honestidad. Su nombre se encuentra en una de las calles de Guillón.
domingo, 21 de agosto de 2016 · 18:47

Celestino Galván nació el  20 de marzo de 1917 en la población de Carhué, partido de Adolfo Alsina, provincia de Buenos Aires. Hacia 1946 se radicó en el partido de Esteban Echeverría, viviendo en un principio en la localidad de Luis Guillón, donde adquirió conocimientos en la fabricación de artículos metalúrgicos y el interés por los temas comerciales. Esto lo impulsó a crear una pequeña industria para el trafilado de alambres.

 

Apasionado por la política, interesado en lo inherente al desarrollo y progreso del país, y en especial de su pueblo, se postuló para concejal, y logró conquistar, poco tiempo después,  una banca en nuestro Honorable Concejo Deliberante.

 

Tiempo más tarde por sus méritos partidarios fue elegido por sus correligionarios para el cargo de intendente municipal. Tras obtener el triunfo logró la administración de nuestra comuna a partir del 1º de mayo de 1958, reemplazando al comisionado Pedro Juan Cervetti, también de recordada actuación y antiguo vecino del pueblo de Monte Grande.

 

Galván se desempeñó como intendente hasta el 30 de abril de 1968, exactamente cuatro años. Su gestión es recordada por los vecinos de aquel momento como seria, correcta y responsable. Además de ser honesto y cordial, era accesible ya que consideraba todas las iniciativas y proyectos sugeridos por los vecinos y las instituciones. Nunca se negaba a considerar las propuestas para que el pueblo progresara

 

Su etapa de gobernante se caracterizó por la transparencia de sus actos, puntualizados con sencillez y con evidente humildad. Se manejó sin los recursos bajos e interesados de la politiquería, las arbitrariedades y los despliegues de la corrupción, él las dejó de lado. Según afirman los que lo conocieron "ingresó al poder y salió con las manos limpias y la frente en alto, con el señorío que lo destacó toda su vida”.

 

Se casó con Paulina Schwindt con la cual tuvo dos hijos: Aníbal Antonio y Ana Evangelina. Este vecino apreciado por Esteban Echeverría falleció en Monte Grande el 27 de octubre de 1990, a los 73 años.

 

La calle que lleva su nombre desde 1992 antes era conocida como Subteniente Francisco Salas, una figura militar ajena al auténtico historial del distrito.   La misma se encuentra en el barrio Villa Sofía en Luis Guillón.

 

Nace perpendicular a la calle Teniente Benjamín Matienzo, y es paralela la calle Doctor Emilio Fernando Cardeza y Boulevard Buenos Aires, ahora con su auténtico nombre que data del años 1889. Por otra parte, finaliza su trazado en la ruta provincial Nº4 o Camino de Cintura.

 

 

  y es paralela la calle
Doctor Emilio
Fernando Cardeza y Boulevard Buenos Aires, ahora con su auténtico nombre que d
ata del años
1889
. Por otra parte, finaliza su trazado en la ruta provincial Nº4 o Camino
de Cintura. mrdada por los vecinos de aquel momento como seria, correcta y
responsable.
Además de ser honesto y cordial, era accesible ya que consideraba todas las ini
ciativas y proyectos
sugeridos por los vecinos y las instituciones. Nunca se negaba a co
nsiderar las propuestas para que
el pueblo progresara
Su etapa de gobernante se caracterizó por la transparencia de sus actos, puntuali
zados con
sencillez y con evidente humildad. Se manejó sin los recursos bajos e interesado
s de la politiquerí
a, las arbitrariedades y los despliegues de la corrupción, él las dejó de l
ado. Según afirman los que
lo conocieron
ingresó al poder y salió con las manos limpias y la frente en alto, con
el señ
or
ío que
lo destacó toda su vida
.
Se casó con Paulina Schwindt con la cual tuvo dos hijos: Aníb
al Antonio y Ana Evangelina. Este
vecino apreciado por Esteban Echeverría falleció en Monte Grande el 27 de oc
tubre de 1990, a los
73 años.
La calle que lleva su nombre desde 1992 antes era conocida como Subteniente Fr
ancisco Salas,
una figura militar ajena al auténtico historial del distrito. La
misma se encuentra en el barrio Villa
Sofí
a
en Luis Guilló
n.
Nace perpendicular a la calle Teniente Benjamín Matienzo, y es paralela la calle
Doctor Emilio
Fernando Cardeza y Boulevard Buenos Aires, ahora con su auténtico nombre que d
ata del años
1889
. Por otra parte, finaliza su trazado en la ruta provincial Nº4 o Camino
de Cintura.

Comentarios