ESTEBAN ECHEVERRÍA

El anuncio oficial del revalúo en la provincia encendió la alarma

Los impuestos de ARBA a las tierras urbanas y suburbanas libres de mejoras serán más caros a partir de 2017. Inquietud de los empresarios locales.
domingo, 07 de agosto de 2016 · 14:19
El nuevo cálculo regirá desde el año que viene  sobre los valores de la tierra urbana y suburbana libre de mejoras, las mejoras rurales y las plantaciones, según publicó esta semana  el Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires, momento en el que la iniciativa promovida desde hace meses por el gobierno de Cambiemos se materializó a partir de un decreto que lleva la rúbrica de María Eugenia Vidal. La medida se inscribe en el marco del artículo 59 y concordantes de la Ley Nº 10.707 y modificatorias, a través de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires y consta de la ejecución del recálculo de valores de los barrios cerrados, clubes de campo y clubes de charas, entre otros emprendimientos similares.  

Se espera que comience a funcionar en 2017, a la par de la puesta en funcionamiento de la Ley Impositiva, que se debate en cada ejercicio con el Presupuesto provincial. Si bien la ley se discutirá en diciembre de este año, no será hasta dentro de 10 meses que se hará efectiva. Sucede que en la provincia se encuentran alrededor de siete millones de partidas inmobiliarias, de las cuales 4,9 millones son Urbanas Edificadas; 1,7 Urbanas baldías y 300 mil rurales. Pero además existen  900 barrios cerrados, clubes de campos o countries, quienes se verán afectados por esta modificación impositiva. 
 
Las críticas.  El martes, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, se reunió con un grupo de representantes del sector productivo local, que incluyó a representantes de la Cámara de Comercio del partido, dueños de industrias, inmobiliarias, y decenas de propietarios de empresas asentadas en el distrito que no ven con buenos ojos la implementación del revalúo. Según una fuente municipal, el jefe comunal mantendrá reuniones con funcionarios de la Provincia y ante los medios de comunicación para avanzar  en el tema. Luego de la jornada, Gray subió una foto a su cuenta oficial en la red social Twitter y afirmó que ya le expresó su "enorme preocupación”  a las autoridades provinciales por el revalúo fiscal, del cual aseguró que "llevará a la suba de impuestos”. 

En tanto, Lorena Riesgo, concejala de La Plata por el Frente Para la Victoria, afirmó que la intención del Ejecutivo provincial pasa por "tratar de acercar el valor fiscal de la propiedad al valor del mercado”, con el objetivo de recaudar más dinero para la caja estatal. Ante un posible escenario de multiplicación de las tasas de ARBA, Riesgo consideró: "Si la provincia hace un revalúo de los inmuebles, el impacto que iba a tener el aumento iba a ser enorme, es decir que iba a ser impagable”.  Consideró que para su espacio, es primordial primero "poder pensar y establecer una nueva escala que implique actualizaciones razonables”.  
 
Los inversores, alerta.  Después del anuncio, en las mesas de café de Canning  los operadores countristas  miraron con preocupación  la medida debido al aumento significativo que implicará en sus costos, que los haría replantear sus planes de negocios e, incluso en algunos casos, tornarlos inviables. Es que consideran que el porcentaje que ya vienen pagando es muy alto. Pero en suma, la incertidumbre pasa por el desconocimiento del porcentaje al que ascenderá la revaluación. "Si ellos quieren llevarla a los valores de tierra promedio en el mundo, no se puede pagando la alícuota más alta del planeta”, confía una fuente.
 
Asimismo, el hecho de que el revalúo inmobiliario opere sólo para los terrenos de barrios cerrados, clubes de campo y clubes de charas genera estupor en algunos, ya que temen que la demanda de sus lotes merme y se licúe hacia las ciudades. "Si aumenta más un country que la zona urbana, va a haber una transferencia de precios. Va a valer más la zona urbana que la zona de countries”, especula la misma fuente, que de todas formas apunta que "si todo aumenta, igual está descontado que va a caer la demanda en todo el mercado inmobiliario”. 

El sector inmobiliario también está atento. Distintos actores del mercado de bines raíces miran con ojos atentos el desarrollo de la situación. Jorge Bosque, dueño de Bosque Propiedades, consideró que el aumento va a impactar "más negativamente” en la sumatoria de impuestos que  pagan los ciudadanos, pero que no lo hará en el sector inmobiliario si la alícuota –el impuesto determinado para cada sector– se mantiene igual. Por el contrario, aseguró, si las mismas aumentan, ciertos impuestos como el inmobiliario, el que se aplica al sellado en las escrituras y el que rige a la hora gestionar sucesiones, también crecerán, lo que amenazará  al mercado.  

Para el martillero el recálculo tiene una finalidad fiscal, ya que al aumentar el valor de los bienes "la gente va a estar más cerca de tener que pagar impuesto a los Bienes Personales”, lo que acrecentará las arcas estatales. "Con el revalúo, el Estado provincial sale a hacer caja.  Va a recaudar más”, concluyó.  
 

Comentarios

Otras Noticias