Sábado 16 de Diciembre   04:06 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Esteban Echeverría

Por un noble gesto, un chofer de la línea 501 fue reconocido por los vecinos

Se trata de Lucas Falcón, un chófer de 24 años, que se ganó la admiración de los vecinos por ayudar a descender del colectivo a un señor discapacitado. Una pasajera le sacó una foto y la misma comenzó a viralizarse.

Lucas Falcón trabaja desde hace dos años en la empresa Monte Grande como chófer de la línea 501. Nacido y criado en Esteban Echeverría, este joven de 24 años, protagonizo una situación que no solo despertó la admiración de los pasajeros sino que además comenzó a viralizarse en las redes sociales.

Hace algunos días, a Lucas le habían designado el ramal 13 para llevar a cabo su día de trabajo.En una de sus habituales rondas ocurrió el hecho inesperado: una señor mayor y discapacitado tenía dificultades para descender de la unidad. El chófer no lo dudó, frenó el colectivo y ayudó a bajar al pasajero.

El hecho ocurrió en la intersección de las calles Arana y Amat pasadas las 18 horas. Una vecina llamada Romina Lojo que pasaba por el lugar que vio la situación, decidió sacarle varias fotos y subirlas a su página de Facebook. "El colectivero para y ayuda a bajar a un pasajero discapacitado para luego subir y seguir con su recorrrido. El gesto del día. Por más personas como el chófer" escribió la joven en su página.

El posteo tuvo casi 6 mil me gustas y casi 460 comentarios e inmediatamente las fotos empezaron a viralizarse entre los vecinos.

 

"No es la primera vez que lo hago. Trato de ser lo más atento posible con los pasajeros, ser cordial y fijarme en los detalles, como por ejemplo, que la unidad esté cerca de la vereda, o no hacerlos descender en lugares inaccesibles" cuenta el colectivero oriundo de 9 de Abril y agrega "Lo más importante es ser buena persona y demostrar los valores que me inculcó mi familia".

Por otra parte, confiesa que estuvo en varios ramales y que siempre tuvo buen vínculo con los pasajeros. "Estuve en el 8A, en el 8 negro, el country 9 y ahora en el 13. Jamás tuve un problema con los vecinos y mucho menos con mis compañeros. Soy una persona que busca llevarse bien con todos". 

Según sus palabras, su sueño siempre fue ser colectivero hasta que en el 2015 ese deseo se convirtió en realidad. "Fui repartidor y después remisero pero siempre quise entrar en la 501. Después de cumplir los 21, me postulé y quedé. Me gusta lo que hago por eso soy un agradecido del trabajo que tengo".






Comentarios