Domingo 9 de Diciembre   17:40 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Esteban Echeverría

El trabajo de devolverle la esperanza a los chicos

Graciela Andreu está al frente de 'Fudabrigo', la institución que contine a niños que son víctimas de la violencia. Ella junto a su esposo son los encargados de ayudarlos a tener una mejor infancia.

Graciela Andreu  desde hace seis meses conduce la asociación “Fundabrigo”. Allì junto a su esposo Carlos Alonso, presidente del lugar, reciben a niños que están situaciones familiares complejas y precisan alojarse en otras instituciones. Una vez allí, la justicia evalúa que sucede con ellos, si vuelven con sus padres o si son preservados y se toma otra medida. 

Actualmente en el lugar, ubicado en Monte Grande, hay diez niños pero llegaron a tener trece. La idea es poder mantener un cupo relativamente chico para que la atención sea personalizada, para poder estar presente en cada una de las necesidades de los chicos y vivenciar sus avances. “Los llevamos a la escuela, a natación, a los grupos de boys scouts. Son chicos que vienen de hogares disfuncionales, donde la violencia es moneda corriente y no hay ningún tipo de contención. Sus historias son muy difíciles y nosotros tratamos de que eso quede en el pasado.  El amor y la contención se vuelven nuestras mejores herramientas” cuenta Graciela.  

Ella lleva más de cuarenta años de casada y tiene dos hijos, desde hace algún tiempo soñó con este emprendimiento. “Me siento orgullosa de todo lo que conseguimos, me llena el alma. Siento que estoy haciendo lo correcto, que tengo mucho amor para darles y ellos me enseñan todos los días algo nuevo”. 

Comentarios