Sábado 20 de Abril   08:18 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
XTV

“Cuando todos están de fiesta uno está concentrado trabajando”

DJ Lucas Blanco habla de lo que fue salir de Monte Grande para ser un DJ reconocido en Latinoamérica. Sus recuerdos en la ciudad donde creció, y el desafío de dedicarse a la música electrónica como profesión.

Lucas Blanco tiene 32 años y es DJ profesional de música electrónica. Trabaja y vive de eso, lo siente y lo explica como una carrera laboral como cualquier otra. Por supuesto, es la que ama y la que lo apasiona y por eso se reconoce como un agradecido por poder vivir de lo que le gusta en un ambiente que puede ser hostil para quienes recién empiezan, sobre todo si salen de abajo, y del sur. Nació y creció en Monte Grande, su primer fiesta la tuvo en Bóxer, un boliche que los Millenials de la ciudad ni siquiera recuerdan. Allí empezó su carrera que hoy lo llevó a recorrer Latinoamérica, tocar verano tras verano en Brasil, y participar de los eventos de música electrónica más reconocidos. “Conocer todo el país por lo que hace la música como trabajo es lo mejor que me pudo pasar”, recuerda en diálogo con XTV, el ciclo televisivo de Extremo 88,7 que se lanzó esta semana.

¿Cuándo tomaste la decisión de dedicarte 100% a ser DJ de música electrónica?

Desde chico me gustó la música electrónica, desde que empecé a escuchar música cuando tenía diez años más o menos. A los doce me empecé a meter un poco más sobre todo a partir de la radio, empecé a sintonizar solamente programas de música electrónica. Hasta que terminé el colegio y rápido me puso con el tema de pasar música en eventos sociales, como empezamos la mayoría de los DJ que trabajan de esto al 100%. Hasta que un día dije ‘basta’ y decidí dedicarme totalmente a la música electrónica, así que basta de otra música. Los primeros años fueron duros. Porque vivir de eso los primeros años es difícil, pero bueno, acá estamos.

¿Empezaste tocando en Monte Grande? ¿Qué te acordás de eso?

Uno de los primeros boliches donde toqué fue en Bóxer, donde ahora hay un supermercado chino, en Dardo Rocha. En ese momento debería tener 14 años, o por ahí. En ese momento todavía no me dedicaba de lleno a lo que es la música electrónica. Iba y ponía lo que sonaba en el momento. Incluso, hace 5 años atrás hacían para el día de la primavera, en la plaza de la Estación de Monte Grande, se festejaba con diez o quince DJ. Una vez cerré el show, otra vez también hicimos con otros DJ muy conocidos en ese momento con la ayuda del Municipio. Me acuerdo de la plaza llena, a pura música electrónica. 

¿Qué es lo mejor y lo peor de dedicarse a ser DJ?

Lo bueno es vivir de lo que a uno le gusta. Eso es impagable. Lo malo es que vas en contra de todo lo normal de la vida. Cuando todos están de fiesta, salieron a bailar, están con sus amigos… vos estás poniendo música, trabajando, concentrado. Es todo al revés. Me pasa en fechas como Navidad, o las fiestas, donde todos están festejando o reunidos y yo capaz estoy viajando solo. Es la historia de mi vida, pero bueno. Es así.

¿Qué le recomendás a los chicos que te ven o te leen y sueñan con dedicarse a lo mismo?

Es difícil. Depende mucho de si querés tomarlo profesionalmente o como un hobby. Mayormente se elije como hobby. Pero lo que puedo aconsejar es: escuchar mucha música, y en el momento que uno ya tiene incorporada la técnica de mezcla para poder presentarse en vivo tratar de conseguir fechas. Muchos me preguntan cómo hacer para conseguir fechas, o lugares adonde tocar. Lo mejor es golpear puertas, llevar tus sets a todos lados. También sirve mucho hacer tus propias fiestas para que te conozcan. Capaz primero con poquita gente y después tratar de llevar tus fiestas a los boliches. Muy de a poco pero siempre metiéndole.  

 

Comentarios