El drama de una jubilada de El Jagüel: "No me alcanza la plata"

Jorgelina Maldonada cuenta su dramática situación y las dificultades que pasa en el día a día.
martes, 16 de abril de 2019 · 14:09

Jorgelina Maldonado vive en la calle Yapeyú en El Jagüel . Trabajó toda su vida, desde los cinco años para ser más exactos. No tuvo una infancia fácil pero aún así supo sobreponerse a las situaciones, a las carencias y formar una gran familia. Se casó con un hombre que siempre  la acompañó y estuvo con ella a la par hasta el día que falleció. También supo criar a sus tres hijos a quienes define como "personas maravillosas".

Gran parte de su vida trabajó en la morgue del Hospital Gutierrez. Durante dieciocho años tuvo una tarea difícil en el lugar y su contacto permanente con el formol le afectó sus pulmones. Hace algún tiempo le diagnosticaron Epoc y es oxígeno dependiente, además de ser diabética y tener artritis. La extrema debilidad de sus pulmones hace que el agua de la canilla, la afecte de sobremanera y por tal motivo, le es urgente realizar una perforación más profunda.

"Desde el municipio me dan agua para tomar pero incluso cuando me baño se me reseca la piel y me lastima. Si lavo los platos después tengo que pasarle alcohol para asegurarme que esté desinfectado" cuenta "la abuela" como todos la conocen todas en el barrio.

El problema principal reside en que la perforación y un bombeador nuevo salen cerca de 27 mil pesos y Jorgelina  apenas le alcanza para llegar a fin de mes con una jubilación que no roza ni los ocho mil pesos. "No me alcanza, no llego con mi jubilación, es muy poco lo que cobro y cada vez se me dificulta más poder seguir adelante" explica con los ojos llenos de lágrimas y agrega "Me da mucha  vergüenza decirlo pero tuve que retirar un bolsón de alimentos que me dio el municipio porque no me quedó otra opción".

Reconocer que no le alcanza el dinero la entristece. Sin embargo, la acompleja aun más contar su situación y que los vecinos puedan llegar a pensar que puede obtener una ayuda sin merecerlo. "Trabajé toda mi vida y quisiera seguir haciéndolo pero mi problemas de salud no me lo permiten. Siempre pensé que iba a llegar en otra situación a esta edad y por eso muchas veces tengo ganas de tirar la toalla; pero aun así creo que merezco vivir un poco más y disfrutar de lo que me queda de vida". 

Comentarios