Lorena Banítez, la echeverriana que la "rompió" en el Mundial de Fútbol Femenino

Nació en Luis Guillón, tiene 21 años y es mamá de mellizos. 'Nos fuimos con la frente bien en alto', sostuvo frente a la eliminación de Argentina en el torneo máximo del fútbol.
jueves, 20 de junio de 2019 · 22:23

Lorena Benítez nació en Echeverría. Desde chiquita supo que quería jugar a la pelota e hizo todo lo posible para llegar a vestir la número 16 de la Selección Argentina. Hoy, las chicas se despidieron del Mundial de Fútbol disputado en Francia, sin embargo, dejaron una imagen sumamente positiva que enorgulleció a todos en el país.

Como ocurrió con todas las jugadoras del plantel, los comienzos no fueron fácil. El rechazo se convirtió en moneda corriente pero todas ellas lograron sobreponerse "al qué dirán". Lorena no fue la excepción ya que comenzó jugando en el Club Defensores de Luis Guillón y el técnico no la aceptaba por ser mujer. Pero ella siguió adelante e incluso llegó a usar el documento de otro compañero para que la aceptaran en los entrenamientos.

Cuando comenzó a avanzar con su carrera tuvo que decidir entre dos opciones claves ya era elegible para jugar en Argentina (lugar de nacimiento) o Paraguay (por filiación). Aunque su padre quería que ella representara a este último, la llamaron los Albicelestes.  Benítez con el paso del tiempo y en base a su esfuerzo se convirtió en jugadora dee Boca, Kimberley y de las selecciones argentinas de fútbol y futsal.

Hace algunos días se conoció también la fuerte historia familiar de la joven. Días antes de partir al mundial de Francia fue mamá los mellizos Renata y Ezequiel. Los mismos fueron fruto de su relación con la también jugadora de fútbol Verónica Rivero, de 36, quien llevó adelante el embarazo después de someterse a un tratamiento de fertilización asistida. Las flamantes madres se contactaron gracias a su pasión por la pelota.

En enero del año pasado, iniciaron el tratamiento de fertilización asistida usando los óvulos de Lorena, con el esperma de un donante anónimo. Los embriones fueron implantados en el útero de Verónica. "Era para tener parte de las dos", argumentó la pareja de Lorena. 

Uno de los  grandes contratiempos que tuvieron que sortear fue la fecha del parto. Cuando empezaron con el tratamiento, Lorena todavía no había sido convocada para la Selección de fútbol. Pero un mes antes del nacimiento, le confirmaron su lugar en el plantel y su ticket de ida para el Mundial. "Nosotras teníamos fecha para el 15 de junio. Al enterarnos de esto, hablamos con el obstetra para adelantar la cesárea. Queríamos que Lore pudiera estar al menos unos días", sostuvo Verónica.

Luego de la eliminación de la Argentina del torneo, Lorena agradeció el apoyo del público y los buenos deseos que le llegaron. Aun le queda mucho camino por recorrer frente a la Selección pero hay dos personas que le dan aliento y toda la comunidad echeverriana que se muestra sumamente orgullosa de ella. 

 

Comentarios