Monte Grande

El portero del Parish Robertson irá a juicio acusado de abusar a una alumna

El hecho ocurrió entre julio y diciembre del año pasado. En enero fue detenido pero quedó en libertad con una orden de restricción.
viernes, 26 de julio de 2019 · 09:41

Tras varios meses de investigación, Ramón Espíndola, quien fuera durante muchos años portero del colegio Parish Robertson, irá a juicio oral acusado de “abuso sexual agravado por tratarse el autor encargado de guarda en concurso real con grooming” por decisión del juez de Garantías Javier Mafucci Moore, quien dio lugar al pedido realizado por la fiscal a cargo de la investigación Verónica Pérez.

El caso por el que está imputado sucedió entre julio y diciembre del año pasado, cuando una alumna de 14 años del mencionado colegio aseguró que había sido abusada en uno de los laboratorios de la institución educativa de Monte Grande. Si bien también hubo otras denuncias contra el hombre, en donde aseguraban que las abrazaba y les “mordía la oreja”, las dos ex alumnas que las realizaron desistieron de la acción penal.

De acuerdo con las pruebas presentadas por los padres de la menor, la fiscal Pérez –perteneciente a la UFI Nº3 de Esteban Echeverría- determinó que no sólo hubo abuso sexual sino que el portero de la institución le enviaba mensajes de WhatsApp pidiéndole que lo llame o que le envíe fotografías. Además, de acuerdo a la denuncia, también usaba ese método para invitarla a salir del aula y encontrase con él en algún lugar de la institución.

“Te veo mañana, te espero antes de que te vayas. Nuestros corazones están latiendo al unísono, ya te estoy extrañando. Si podés y querés sacate fotos y mandame. Cuando puedas nos escribimos”, es uno de los mensajes enviados a una de las alumnas, como otros tantos: “Cuando puedas, llamame” o “Igual escribime, si podés sacate una foto en el gimnasio y mandame. Te espero siempre con los brazos abiertos y con el corazón más”. Además, en horarios de clase le preguntaba: “¿Venís un ratito?”.

El hombre fue detenido en enero de este año después de realizar un peritaje a su celular y tras analizar el testimonio de la víctima en la Cámara Gesell. El hombre fue separado de su cargo, a pesar de que a los pocos días de su detención fue excarcelado con una restricción de acercamiento a la menor.  

De acuerdo a lo mencionado por DiarioConurbano, la fiscal también envió actuaciones de la causa a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia para que evalúe el accionar del personal del colegio quienes, de acuerdo a la acusación de los familiares de la menor, conocían algunas de las actitudes del portero y no las denunciaron. No obstante, el organismo archivó dichas actuaciones.

Comentarios

Otras Noticias