SOCIEDAD

De Luis Guillón a México: el Padre Alejandro dejará la parroquia La Anunciación

El sacerdote llegó a Esteban Echeverría hace cinco años y se convirtió en una figura muy respetada dentro de la comunidad.
lunes, 05 de agosto de 2019 · 15:54

El padre Alejandro Luchisano, párroco de La Anunciación, Luis Guillón, continuará sus labores religiosas en México. El sacerdote todavía no tiene fecha exacta para su nuevo destino, pero confirmó en diálogo con El Diario Sur que partirá en septiembre.

Luego de cinco años en el distrito, el padre Alejandro continuará su labor en norteamérica, donde tendrá a su cargo 18 capillas de la Congregación Hijos de Santa María Inmaculada. Luego de finalizar algunos trámites burocráticos se despedirá de la comunidad que lo adoptó como propio y lo tomó como un referente. 

"Creo que mi aporte a la comunidad de Luis Guillón fue recordarles que Dios está vivo y que es alegría. Yo soy muy histriónico y siempre parezco un cura loco, pero anunciar el Evangelio también se puede hacer con mucha alegría, que es lo que necesitamos hoy, alegría, esperanza, fraternidad y caminar juntos. Todo lo que pudimos hacer en este tiempo fue porque caminamos juntos", dijo Luchisano en la previa de su despedida.

Llegó a Esteban Echeverría un feriado de octubre de 2014, con todos los comercios cerrados y las calles casi desiertas. "Me tenía que acostumbrar a algo completamente nuevo, solo conocía Monte Grande y no tenía muchas referencias del barrio. Me recibieron con los brazos abiertos y quedé encantado con el trato de la gente", recordó.

Luchisano se avocó especialmente a la juventud, con la que trabaja hasta hoy en día no solo en la parroquia, sino también en el colegio La Anunciación: "Me encontré con muchos buenos jóvenes que hoy participan en la parroquia de todas las actividades. A veces se dice esa frase de que la juventud está perdida, pero la verdad es que el bien no hace ruido. Tendrían que ver todos los jóvenes que salen a la noche a repartir alimento y frazadas a quienes no tienen", explicó. 

Además de ya haber estado en México, el padre Alejandro Luchisano también estuvo en Chile y en Italia, donde se desempeñó en diferentes tareas, pero siempre ligado a la religión y la docencia. 

 

Comentarios