Esteban Echeverría |

Hay 500 vecinos que llegaron del exterior y están en cuarentena: controles e incumplimientos

Los municipios de Esteban Echeverría, Ezeiza y San Vicente tienen equipos especialmente designados para controlar a quienes llegaron al país en las últimas semanas. Ya se denunciaron casos de irresponsables que violaron el aislamiento y serán llevados ante la Justicia.

La Dirección Nacional de Migraciones trabajó en conjunto con cada municipio de la Provincia de Buenos Aires para que estos tuvieran una lista detallada de las personas que regresaron a sus hogares en las últimas semanas, provenientes de países calificados por la Organización Mundial de la Salud como “de riesgo”. Así, cada comuna verifica el cumplimiento de la cuarentena en sus localidades. Entre Esteban Echeverría, Ezeiza y San Vicente suman poco más de 500 personas que son controladas casi diariamente. 

Estas verificaciones consisten en visitas que hacen equipos especializados hacia las viviendas, con dos objetivos: controlar que permanezcan en sus casas y asegurarse de que no presenten síntomas. Ante cualquiera de estos dos casos, se activa un protocolo sanitario.  

Y es que en varias oportunidades se ha detectado a vecinos violando la cuarentena obligatoria, en la que -para estos casos de personas que estuvieron en el exterior- no solo no deberían salir de su casa, sino que tampoco tendrían que tener ningún contacto con su familia.  

En Esteban Echeverría, hay un total de 244 vecinos en esta situación, mientras que en Ezeiza son 209 y en San Vicente 60. 

Fuente: Dirección Nacional de Migraciones.

El gobierno local echeverriano denunció penalmente a un total de nueve personas que no se encontraban en sus casas al momento de los controles. También, de las visitas realizadas se relevó que casi la mitad de los recién llegados al país no hacen la cuarentena en su domicilio, sino que permanecen en el de un tercero. 

El Municipio de San Vicente informó que hasta el momento solo iniciará acciones contra el único de sus vecinos que viajó y luego violó la cuarentena: un hombre que reside en el Country San Lucas.  

¿Qué consecuencias pueden llegar a tener estos vecinos? Hay dos artículos del Código Penal que ordenan castigos para casos como estos: el 205 y el 239.  

El primero establece que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. 

El segundo, con injerencia a partir de que se decretó la cuarentena general, dice: “será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal”. 

Con estas cartas sobre la mesa, los gobiernos locales tendrán desde ahora un ojo puesto en las causas que les abrirán a estos vecinos por poner en riesgo la salud pública en sus ciudades. 

 

Dejá tu comentario