Esteban Echeverría | Clínica Monte Grande | Covid-19 | pandemia

Clínica Monte Grande innova su equipamiento contra el Covid

Incorporaron cascos de ventilación no invasiva para pacientes con neumonía por Covid. Los profesionales de Clínica Monte Grande explicaron qué beneficios traerá

Esta semana llegaron a Clínica Monte Grande y ya comenzaron a utilizarse los nuevos cascos NIV/CPAP, un equipamiento no invasivo de última tecnología que se utilizará en pacientes con neumonía por Covid-19 que requieran de asistencia respiratoria. Los profesionales del área, en diálogo con El Diario Sur, explicaron los múltiples beneficios que estas nuevas herramientas traerán tanto a los pacientes como a médicos y enfermeros.

El casco se utiliza como alternativa a la intubación endotraqueal, un método invasivo por el que el paciente está conectado a un respirador mecánico y en estado de coma. Con el nuevo equipamiento, ese paciente puede recibir la ventilación necesaria estando despierto y sin la necesidad de ocupar un respirador y una cama de terapia intensiva, espacios críticos durante la pandemia del Covid-19.

Incorporan cascos de ventilación en Clínica Monte Grande

“Al poder estar consciente le posibilita la comunicación permanente a través de métodos digitales con su familia, tiene cierta movilidad y además también nos permite, en muchos casos, la alimentación del paciente”, señaló la coordinadora de emergencias de la Clínica Monte Grande, Dra. Regina Gualco.

A su vez, la especialista detalló por qué éste sistema es idóneo para la atención a pacientes con Covid-19 y la protección del personal de salud durante la pandemia: “Es un dispositivo de fácil colocación y muy seguro. Tiene un filtro viral antibacteriano. Por un circuito entra el oxígeno y por otro saca el aire exhalado, que en el caso de los positivos es aire contaminado con el virus. Para eso está el filtro. Además tiene otro accesorio que es la válvula de PEEP, que ayuda a mejorar la oxigenación y disminuir el trabajo respiratorio”.

De acuerdo a los datos relevados por Ecleris, la empresa que fabrica estos cascos en nuestro país, la utilización de esta alternativa ha logrado un cambio rotundo en los centros de salud durante la pandemia. Según publicaron en un documento al que tuvo acceso El Diario Sur, 3 de cada 4 pacientes con Covid-19 que usaron el casco evitaron ingresar a terapia intensiva; y la necesidad de intubación cayó del 60% al 20%.

En referencia a esto, la Dra. Alejandra Del Castillo, jefa del servicio de emergencias de la Clínica Monte Grande, explicó: “Los pacientes que atendimos con los cascos respondieron muy bien. Mejoran mucho y rápido el trabajo respiratorio. Este dispositivo se puede aplicar en la zona de clínica médica, es decir que no se necesita la terapia intensiva; así se optimiza el uso de cada cama UTI en la pandemia”.

Dejá tu comentario