Esteban Echeverría | Clínica Monte Grande | Monte Grande | terapia

Clínica Monte Grande: la problemática de las camas UTI

El jefe de terapia intensiva de Clínica Monte Grande, Adrián Núñez, sobre la ocupación de camas en la región: "No tenemos capacidad para que los casos sigan creciendo".

- ¿Cómo han vivido estos últimos cinco meses en Clínica Monte Grande?

- Estamos con bastante agotamiento por la sobrecarga de trabajo que hemos sufrido en este tiempo, pero también orgullosos de estar al frente de la respuesta a esta pandemia. Hay una sensación dual. Mucho sufrimiento por estar en la línea de fuego contra esta enfermedad, pero por otra parte bastante orgullosos de poder estar presentes en este tiempo tan difícil.

- ¿Adherís a la carta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva donde denunciaban “no dar más” y sentirse “abandonados”?

- Entiendo que tanto en el sector público como en el privado estamos llegando al máximo de la capacidad de respuesta que tenemos. Hemos sufrido con compañeros enfermos, hemos perdido muchísimo personal. Estamos en un estado de situación donde la tasas de ocupación rondan el 90 y el 100 por ciento. Desde el lugar que me toca en Clínica Monte Grande sentimos el apoyo de las familias y la sociedad, pero comparto y adhiero al comunicado que emitió la SATI en cuanto a que toda la sociedad tiene que entender que estamos al tope en terapia y no tenemos mucha más capacidad ni de infraestructura ni humana para que los casos sigan creciendo.

- ¿Qué opinás de las aperturas de actividades de ocio en CABA y la flexibilización de la cuarentena?

- Entiendo que estas medidas que se han tomado en el último tiempo nos han permitido organizarnos para brindar la respuesta que hoy podemos brindar. Lo peor que podría pasar es politizar y hacer de esta discusión algo partidario. Por un lado entiendo necesario que se recupere la actividad económica pero necesitamos que toda la sociedad sepa que cada terapia intensiva está llena, están saturadas. Miro con cierta preocupación este aumento de circulación porque frente a la incapacidad de aumentar la respuesta me pregunto qué vamos a hacer si el número de casos sigue aumentando.

- La medicina es una profesión muchas veces ingrata y con situaciones límites en cualquier contexto. ¿Imaginaron que podían llegar a vivir esto?

- Eso importante transmitirlo: lo que estamos viviendo con esta pandemia es totalmente inédito. El aumento de la carga de trabajo, de la cantidad de pacientes, la complejidad de los pacientes con los que lidiamos, con muchos aspectos en los que tenemos incertidumbre, es totalmente inédito. Hemos trabajado en otras pandemias, pero esto es totalmente inédito.

- ¿Y personalmente cómo estás atravesando estos meses?

- Mis dos hijas tienen a sus dos papás en la línea de fuego frente a la lucha contra esta enfermedad. En mi caso particular tanto mi mujer como yo nos dedicamos al cuidado intensivo. Ella es kinesióloga, yo soy médico y jefe de terapia de la Clínica Monte Grande. Y los dos estamos tanto en el sector público como el privado. Al mismo tiempo estamos acá para darle a la sociedad y a los que sufren lo mejor de nosotros. Estamos orgullosos de todo lo que estamos haciendo por los demás, es lo que caracteriza a mi familia. Por eso estamos luchando, y obviamente con muchísimo dolor cuando vemos a muchos de nuestros compañeros que han caído. Tenemos compañeros enfermos y hemos perdido a otros. Es algo muy similar a una guerra, y cuando vemos a nuestros compañeros enfermos que tenemos que atenderlos sentimos muchísimo dolor. Pero vamos a seguir peleando y espero que la sociedad nos ayude.

Dejá tu comentario