Ezeiza | Ezeiza | Policía | violencia de género

Ezeiza: tras 7 años la justicia reconoció el caso de la policía agredida como violencia de género

La Cámara de Apelaciones de La Matanza le aumentó la pena al superior que había agredido a la policía de Ezeiza en La Matanza, cuando cumplían servicio juntos.

Beatriz Castro es una vecina de Carlos Spegazzini del partido de Ezeiza, que cumplía sevicio como policía en la comisaría de Villa Luzuriaga, La Matanza, cuando en el año 2013 fue agredida físicamente por uno de sus superiores, identificado como Sergio Vieyra.

En octubre del 2019, luego de 6 años de lucha en la justicia, en los cuales tuvo que soportar varios sucesos lamentables y hasta debió recurrir al Papa Francisco, logró que condenaran a su agresor a un año de prisión.

Vieyra fue encontrado por la justicia como "autor material y responsable de los delitos de lesiones leves agravadas, en concurso real con abuso de autoridad", aunque esta culpabilidad no alcanzó para caratular la causa como violencia de género. Frente a esta situación Castro, apeló la sentencia por estar disconforme con lo dictaminado, ya que el caso es excarcelable, por lo tanto, su agresor podía cumplir la condena desde su domicilio.

De esta manera, en los primeros días del corriente mes de junio, la Cámara de Apelaciones de La Matanza decidió aumentarle la pena 6 meses más a Vieyra, endurecer los puntos a cumplir durante la prisión domiciliaria y someterlo a un tratamiento psicológico tras las pericias realizadas. Sin embargo, ese no fue el avance más significativo que logró Castro con la nueva determinación.

La justicia encuadró por primera vez la causa en la figura de violencia de género, tras 7 años de esfuerzo y no bajar los brazos por parte de la mujer de 37 años. “Lo tomo como un apoyo moral por parte de la Cámara de Apelaciones de La matanza. Ese apoyo debería haber estado desde un principio”, admitió Castro en diálogo con El Diario Sur.

No obstante, además de todos los recursos judiciales que agotó, Castro se encuentra en plena preparación de los papeles correspondientes para que intervenga la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Costa Rica.

La policía de 37 años de Ezeiza recurrirá a dicho organismo por las arbitrariedades que acusó padecer a lo largo de estos años por medio de ciertos actores de la justicia, así como también tendrá 3 años para iniciar la demanda civil contra Vieyra por daños y perjuicios cuya indemnización rondaría en los 8 millones de pesos.

Dejá tu comentario