Miércoles 26 de Septiembre   10:41 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Sociedad

Etchecolatz volvió a la cárcel de Ezeiza tras más de dos meses de prisión domiciliaria

La Cámara Federal de Casación Penal le revocó el beneficio de prisión domiciliaria que la justicia le había concedido por sus problemas de salud.

Etchecolatz volvió a la cárcel de Ezeiza tras más de dos meses de prisión domiciliaria

La Cámara Federal de Casación Penal resolvió, este viernes, revocar la prisión domiciliaria al represor condenado a prisión perpetua Miguel Etchecolatz, por lo deberá volver a una cárcel común. 

De esta manera, la Sala IV del Tribunal rechazó la decisión de los jueces José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero, del Tribunal Oral Federal 6, quienes justificaron la prisión domiciliaria  por la avanzada edad del ex agente de la Policía Bonaerense y por sus problemas de salud. 

Los magistrados Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani dieron lugar a los recursos presentados por la fiscal María Ángeles Ramos, quien habia señalado que la medida era "arbitraria" y "carente de fundamentación", dado que había una interpretación errónea y de las normas sustantivas y procesales. 

En su fallo, en tribunal consideró que el estado de salud que presenta Etchecolatz no impide que permanezca alojado en un establecimiento penitenciario común recibiendo la atención y los controles médicos adecuados para el tratamiento de sus patologías. 

Etchecolatz es responsable de La Noche de los Lápices, está condenado en seis causas por delitos de lesa humanidad que incluyen y se encontraba cumpliendo con su condena en su domicilio de Mar Del Plata desde fines de diciembre pasado. 

El hombre de 88 años estuvo en la cárcel de Ezeiza condenado por robo de bebés, secuestros, torturas, asesinatos y desapariciones mientras era jefe de Investigaciones de la Bonaerense y mano derecha del por entonces jefe de la fuerza, Ramón Camps. 

En los juicios por delitos de lesa humanidad a los que fue sometido se comprobó que él era el jefe directo de los al menos 21 centros clandestinos de detención que hubo en la Provincia en los años de la dictadura. 

Se retiró de la Policía en 1979, cuando tenía 50 años. En 2006, en La Plata, declaró ante el tribunal que juzgaba a Etchecolatz una de sus víctimas, Julio López. A los pocos días, López desapareció y su destino es aún un enigma y una cuenta pendiente de la democracia. 

 

El juicio

El 8 de febrero de este año, se reanudaron las audiencias en el juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico-militar en la Comisaría 1° de Monte Grande. 

María del Carmen Ortíz de Borobia y Marta Dillon, serán las dos testigos que declararán la próxima semana por la desaparición de sus familiares, en la causa que tiene entre los acusados a Miguel Etchecolatz. 

El juicio lleva a cabo los crímenes ocurridos no sólo en Monte Grande, sino también en el centro clandestino de Puente 12, en La Matanza. La audiencia se desarrollará en los Tribunales de Comodoro Py desde las 9:00 hs. 

Durante la última dictadura, la Comisaría ubicada en Santamarina al 474 funcionó como centro clandestino de detención y tortura entre julio de 1976 y octubre de 1978, mientras llevaba a cabo sus tareas regulares. Se calcula que se produjeron allí unos 125 crímenes. Muchas víctimas eran integrantes de la organización FR17, de origen peronista de izquierda, y de la Juventud Guevarista, del PRT y de Montoneros.  

Comentarios