Internacionales

Crisis en Ecuador: el presidente decretó el toque de queda

El mandatario decretó el “toque de queda” y “militarización” en el distrito metropolitano de Quito para ayudar a las fuerzas de seguridad a sofocar las protestas de este sábado
domingo, 13 de octubre de 2019 · 12:00

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó ayer el “toque de queda” y “militarización” en la capital Quito para ayudar a las fuerzas de seguridad a sofocar las protestas de este sábado. Sin embargo, hoy afirmó que “analizará y revisará” el Decreto 883, que eliminaba el subsidio a los combustibles y desató una ola de protestas en el país, tras la solicitud de las organizaciones indígenas.

“Analizaremos y revisaremos conforme el pedido que han hecho organizaciones indígenas y sectores sociales el Decreto 883 para estudiar sus efectos, para asegurar que los recursos lleguen al campo, para que las comunidades y los beneficiarios manejen sus propios recursos”, indicó el mandatario en un vídeo publicado a través de su cuenta en la red social Twitter.

El mandatario, además, adelantó que propondrá un bono de USD 20 mensuales que pagarán las empresas privadas a sus empleados: “Trabajamos para apoyar a quienes han tenido que botar su leche o han perdido sus cultivos, producto de la paralización. Escuchamos a todos los sectores”.

Con el toque de queda de ayer, el mandatario endureció el estado de excepción que impuso el 3 de octubre y bajo el cual había movilizado las Fuerzas Armadas para contener el orden público. Hubo cientos de detenidos, miles de heridos e incluso algunas víctimas fatales.

Amparado en esas facultades especiales, que en principio permiten restringir algunos derechos por 30 días, Moreno ya había dispuesto el toque de queda nocturno alrededor de los edificios públicos de la capital luego de los primeros enfrentamientos de los indígenas con la policía.

La decisión la ha tomado Moreno a raíz de un recrudecimiento de las protestas del movimiento indígena, que este sábado tomó y paralizó la ciudad de Quito mediante una masiva operación de marchas y piquetes.

Precisamente, las calles de la capital están al borde del colapso por los fuertes enfrentamientos entre manifestantes y Policía hasta convertir la ciudad en una “zona de guerra”. Además, los servicios de transporte están paralizados, las principales vías de entrada al aeropuerto de la capital se encuentran bloqueadas.

Las manifestaciones comenzaron hace 10 días cuando Moreno firmó un decreto para eliminar los subsidios al diésel y a la gasolina “extra”, con lo cual el precio pasó a estar en función de los valores internacionales. Con esta medida, el Estado espera ahorrar 1.546 millones de dólares al año.

Además, según las condiciones del acuerdo de financiación de 4.200 millones de dólares firmado este año con el Fondo Monetario Internacional, Ecuador debía introducir reformas a la legislación para que el FMI continúe desembolsando sus próximos tramos de préstamos a bajo interés.

Moreno dijo que el objetivo de las medidas es liberar recursos para apoyar a los empresarios, sobre todo a las pequeñas y medianas firmas.



Comentarios