Cine

Eliminan una escena de Toy Story 2 por hacer referencia al acoso sexual

Lo hizo en el relanzamiento de la película en Blu-ray y formato digital.
jueves, 04 de julio de 2019 · 11:53

A sólo unas semanas de la llegada de Toy Story 4 a los cines, Disney y Pixar aprovecharon la movida y decidieron relanzar las anteriores películas en Blu-Ray y en formato digital. Sin embargo el proyecto se llevó adelante con un detalle que en un principio pasó desapercibido.

Según revelaron varios sitios estadounidenses, Disney decidió eliminar una escena que aparecía en pos post créditos de Toy Story 2, por considerarla machista y hacer alusión a un acoso sexual.

Se trata de una escena en la que Oloroso Pete (Stinky Pete), uno de los antagonistas del vaquero Woody, aparece hablando con dos muñecas Barbie, ofreciéndoles un lugar en la próxima película de la franquicia. “Ustedes dos son de verdad idénticas. Puedo conseguirles un papel en Toy Story 3”, dice tomándole la mano a una de ellas.

Tras su polémica frase, el personaje mira a cámara y se da cuenta de que lo están grabando y abre los ojos sorprendido. En ese momento, suelta la mano de Barbie y pregunta nervioso: "Perdón. ¿Es la toma?".

"Bueno, chicas. Fue un verdadero gusto. Y cuando quieran que les de consejos de actuación será un placer ayudarlas", añade intentando salir del incómodo momento mientras envía afuera de la caja a las muñecas. Pero cuando salen, gira para verlas cómo se van.

En la película de animación original, la escena tiene lugar directamente después de que dos personajes de "Bichos" hicieran un cameo en la película. En la reedición, esa escena salta directamente a una con los tres alienígenas icónicos de la franquicia.

Todo esto se debe al crecimiento del movimiento #MeToo en Hollywood, con los escándalos por abusos sexuales que iniciaron con las denuncias al reconocido productor de cine Harvey Weinsten y luego se fue expandiendo.

El director de las dos primeras películas de Toy Story fue John Lasseter, quien cayó en la ola de denuncias del MeToo por “conducta inapropiada”. En 2017 se tomó una licencia de seis meses y, finalmente, en 2018 dejó su cargo en Disney (dueña de Pixar desde 2006). 

Comentarios