Tiros y gases por todos lados

¿Que fue lo que sucedió en la toma del barrio Acuba?

Dijeron que un bebé murió durante el violento desalojo
domingo, 07 de julio de 2019 · 15:30

¿Que sucedió en el Barrio Acuba el lunes 1° de julio? La pregunta es pertinente porque durante el dia circuló mucha información errónea y no hubo nada de comunicados oficiales. Además, la prensa nacional brilló por su ausencia y decidió que no era tema a tratar a pesar de los cientos de videos que circularon mostrando la situación.

A una semana del acontecimiento vale la pena repasar los hechos.

La noche del domingo 30 un grupo de alrededor de 100 personas, impulsados por líderes políticos barriales, decidieron tomar los terrenos que lindan con la actual planta de tratamiento de agua Acuba, sobre las calles Olazábal y Madre Teresa.

Después del mediodía, según aclaró el secretario de Seguridad municipal, Diego Kravetz, en un operativo conjunto sin orden judicial, la policía provincial, la gendarmería y fuerzas especiales ingresaron al barrio con el objetivo de desalojar a los "okupas".

El ingreso se produjo con balas de goma y gases lacrimógenos. Los vecinos del barrio contiguo registraron los hechos con sus celulares y dejaron constancia de que la "represión" no se realizó sólo sobre los terrenos tomados, sino sobre todo el barrio.

Allí allanaron distintos domicilios y arrestaron a mucha personas. Según alertaron muchas personas de allí, no sólo a gente que participó de la toma. A uno le rompieron la puerta de su casa para detenerlo. Incluso los gases lacrimógenos llegaron a los domicilios de una gran cantidad de pobladores del barrio. 

En una casa, el gas asfixió a una bebé que debió ser internada y sobre la cual se especuló que había muerto. Por suerte, fue dada de alta luego de unos días. 

La familia no habló con los medios por miedo, dijeron vecinos. Algo que le sucedió a muchos otros.

El operativo duró todo el día y se extendió toda la noche, e incluso a la mañana siguiente, se registraron episodios de violencia.

El gobierno municipal emitió un comunicado repudiando la toma y un numerosísimo grupo de organizaciones sociales y políticas hicieron el suyo repudiando la represión y reclamando la liberación de, al menos, 19 personas que seguían detenidas.

La organizacón MTE, del CTEP, quien fue sindicado incialmente como autora de la toma deslindó responsabilidades y señaló a gente que se aprovecha de la crisis social para hacer negocios. Igualmente responsabilizaron al gobierno por los sucesos.

Según Kravetz, la violencia del operativo respondió a que un oficial recibió un disparo de arma de fuego y a que fueron agredidos con piedrazos haciendo que otros dos policías terminaran heridos.

Aunque no respaldaron las tomas, las organizaciones sociales señalaron que los problemas de vivienda no se solucionan a los tiros, sino brindando respuestas.

A una semana de los hechos, la situación volvió a la normalidad pero las responsabilidades se diluyeron en un sospechoso manto de silencio.

Comentarios