Miércoles 26 de Septiembre   10:41 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Intento de homicidio

Gendarme baleó a un joven que hoy lucha por su vida

La víctima tiene 19 años y está internada en el Gandulfo. Habría querido saltarse un control policial y le dispararon por la espalda.

Un joven de 19 años lucha por su vida en el Hospital Gandulfo tras ser baleado por la espalda por un efectivo de Gendarmería. Vecinos y familiares denuncian que se trata de un caso de “gatillo fácil”.

La víctima fue identificada como Gonzalo Nahuel Sala, quien en primera instancia fue derivado a la UPA de Fiorito, pero debido a sus heridas de gravedad debió ser intervenido en quirófano por lo que fue trasladado al Gandulfo con una herida en la espalda con orificio de entrada y salida.

La denuncia fue hecha por el subcomisario Luis Alberto Godoy a cargo de la comisaría de Villa Centenario. Aseguraron que el disparo se hizo con un arma no reglamentaria, ya que el proyectil empleado sería un 38 largo, un calibre “civil”. “Disparó a matar a unos 80 metros. Podría haberle dado a cualquier persona”, aseguró Pablo, el padre de la víctima.

El hecho ocurrió el domingo en las inmediaciones de la Plaza Montiel, ubicada entre las calles Montiel, Bolonia, Saladillo y Atenas, donde un móvil de Gendarmería Nacional con tres efectivos interceptó a la víctima, que iba en una moto Rouser negra.

Según el parte policial, el joven habría seguido de largo por la calle Saladillo, siendo perseguido por un grupo de gendarmes a pie, que momentos después dispararon contra el joven.

“No tenía registro, estaba haciendo los trámites para hacérselo. Le saltó una multa de 14 mil pesos y por eso no se lo había sacado hasta ahora, por eso capaz quiso evitar el control”, explicó Pablo, padre de la víctima y amplió: “Gracias a Dios está consiente. Me contó como fue el hecho, en ningún momento pensó que le iban a disparar por la espalda. Iba a la casa de la novia”.

De acuerdo a los manifestado por un testigo, vecino del barrio que se encontraba haciendo un asado en su casa, los efectivos portaban tres escopetas y dispararon dos veces cuando el joven ya estaba a unos 80 metros de distancia.

Personal a la sala de monitoreo de Lomas de Zamora fue convocado para visualizar en las imágenes la situación donde personal de Gendarmería Nacional persigue a la víctima.

La causa quedó a cargo del Juzgad Federal de turno, ya que las UFI 3 y 8 de Lomas de Zamora se declararon incompetentes. Se investiga la causa caratulada como “tentativa de homicidio”.

Comentarios