Sábado 21 de Abril   14:16 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Lomas de Zamora

Ricardo y Anita vuelven juntos a su hogar

Por un problema de comunicación, la Justicia había prohibido darle la internación domiciliaria a Anita ya que su marido, Ricardo, había sido acusado injustamente de abusar de ella.

Tras unos tres meses de prácticamente vivir en el Hospital Gandulfo, Anita y Ricardo –de 92 años y 62 de casados- vuelven juntos a su hogar dejando atrás la denuncia que le hizo una enfermera a Ricardo por supuesto abuso de su mujer.

“La causa penal está archivada y ni bien pudimos notificar de esto al juez de Familia tomo esta resolución. Resumiendo, volvió todo al estado anterior con una internación domiciliaria de Anita con la asistencia de Pami. La única condición que puso el juez de familia es que se permita el ingreso de un enfermero todos los días, cosa que siempre fue así”, explicó el abogado del jubilado, Martín Narducci.

Anita había sufrido un grave problema de salud hace años que la dejó postrada en su casa al cuidado de su fiel compañero. Con los años fueron necesitando ayuda de especialistas en su domicilio, contratando personal de PAMI para internación domiciliaria. Un día, una enfermera llamada Dona Lucecita, oriunda de Santo Domingo, lo denunció "inexplicablemente por mí condición biológica", contó en aquél entonces Ricardo, de abuso sexual agravado hacia Anita.

"Es ilógico que me acuse de violador a mi edad y con mi mujer que tanto la amé y amo, y por la que me mi corazón hoy es un manantial de lágrimas", había lamentado. La denunciante se fué del país a los pocos días de hacer su descargo en la justicia.

A raíz de la denuncia, la Justicia pidió un allanamiento en la casa de Ricardo y el traslado de Anita, al Hospital Gandulfo para el examen médico para constatar si hubo violación. En diciembre de 2017, los estudios dieron negativo y otorgaron el alta médica para Anita. No obstante, la Justicia tardó meses en actuar.

El problema había surgido a través de una cuestión de falta de notificación. “El juez de familia del juzgado N°6 de Lomas de Zamora, Dc. Quiroga, no fue notificado y tomó una serie de medidas precautorias, entre ellas el traslado de Anita en diciembre al Hospital Gandulfo", explicó el abogado.

“No se pudo comprobar el delito que se le había imputado”, aseguró el abogado de Ricardo y aseguró que nada hubiera ocurrido si el poder judicial hubiese actuado bien. Uno de los errores fue, por ejemplo, no notificarle al juez de familia que la causa había sido archivada en octubre, con ese paso nada de esto hubiera ocurrido”, explicó Narducci.

Comentarios