Viernes 17 de Agosto   04:57 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Lomas de Zamora

Escándalo por una fiscal que devolvió un caballo a sus maltratadores

Una discusión entre una fiscal y una proteccionista de animales se viralizó en las redes tras una insólita justificación por parte de la funcionaria.

Las reacciones de enojo por distintos usuarios de las redes sociales se hicieron virales tras los dichos de una fiscal de Lomas de Zamora justificando su accionar sobre una denuncia de maltrato animal.

La fiscal Silvina Estévez, de la UFI 4, tuvo un fuerte cruce con una defensora de los derechos animales en relación al maltrato de un caballo por parte de una persona que lo utilizaba para tirar de un carro. La discusión, que quedó grabada, fue publicada en las redes y generó polémica y disconformidad por la prepotencia que los usuarios detectaron por parte de la funcionaria judicial.

Todo comenzó cuando Nadia Hasanbegovic denunció al 911 el maltrato del caballo de la localidad de Rafael Calzada. El animal tenía lesiones leves, no estaba apto para tirar del carro, no poseía libreta sanitaria y nadie podía acreditar su titularidad. Un día después de realizada la denuncia, Hasanbegovic acudió a Tribunales de Lomas para saber sobre el caballo y se enteró que había sido restituido a su dueño sin ningún estudio posterior sobre el animal.

La proteccionista se presentó en la fiscalía frente a Estévez y ésta se mostró agresiva y soberbia. “El basamento legal es que yo se lo puedo entregar a quien quiero”, fue parte de la respuesta por parte de la fiscal. “Yo no voy a tolerar que usted venga a cuestionar mis decisiones. Todo lo que yo hago, lo hago porque puedo hacerlo”, agregó.

Tras el hecho se difundió un comunicado en el que la agrupación defensora de animales sostuvo que la fiscal actuó “en forma arbitraria, y desestimando un informe veterinario que ella misma solicitó, condenó a un caballo maltratado y agredió a una de sus integrantes”. También realizaron la denuncia formal.

Por el otro lado, la versión de la fiscalía es que el caballo no estaría maltratado, pero sí “un poco flaco”. También aclararon que se lo dieron a su dueño, un chico de 20 años, como una “entrega provisoria con condiciones”.

 

Comentarios