Lomas de Zamora |

La primera lomense con coronavirus se defendió de las acusaciones de vecinos

Salió al cruce de los escraches que le hicieron en redes sociales y aclaró que nunca incumplió la cuarentena. "El pánico y la desinformación hacen más daño que el virus", afirmó.

La joven que se convirtió en el primer caso de coronavirus en Lomas de Zamora hizo su descargo después de las acusaciones, escraches y agresiones que recibió durante el fin de semana.

La chica de 22 años había realizado un viaje de estudios a Europa y volvió a Argentina a mediados de este mes. Al poco tiempo comenzó a presentar síntomas compatibles con el COVID-19 y fue trasladada a la Clínica IMA de Adrogué, donde después de varios días supo que estaba contagiada de coronavirus. En las últimas horas, tras un intenso operativo de revisión médica en su edificio, muchos vecinos acusaron a ella y a sus padres de no cumplir con la cuarentena y no tomar los recaudos necesarios.

Fue así como decidió aclarar públicamente la situación y remarcar que no incumplió con el protocolo en ningún momento. “El día jueves 12 de marzo llegué al país luego de haber estado estudiando en París un mes y medio. Como mis padres son profesionales de salud y la cuarentena obligatoria para gente del exterior ya estaba rigiendo, vinieron a Ezeiza a buscarme con barbijo, guantes y antiparras en dos autos. Yo volví a mi casa sola manejando un auto con barbijo y guantes y ellos en otro auto”, comenzó su relato en sus redes sociales.

“Mi papá abrió las puertas del edificio para que yo no las tocara. Estuve con guantes y barbijo en todo momento. Al llegar a mi casa, sólo me moví por mi cuarto y por mi baño. Mis padres dejaban la comida detrás de la puerta. Limpié el baño con lavandina cada vez que lo usé”, contó sobre el día que llegó a Lomas de Zamora. Al tiempo, presentó “fiebre 38.7 imposible de bajar” y señaló que mantuvo los mismos cuidados para proceder a la internación: “Me trasladaron en ambulancia con guantes y barbijo”.

Al conocerse que su madre también estaba internada y que su padre trabaja en un importante laboratorio, los vecinos especularon con que ambos también estaban contagiados. La chica salió al cruce de esos rumores: “Mi madre decidió voluntariamente internarse conmigo para acompañarme en esta situación. Usa 24/7 barbijo y antiparras y nos mantenemos a 1 metro y medio de distancia. (…) Mi madre no presenta ni un solo síntoma. No está enferma. No está contagiada. Tampoco mi padre, quien se encuentra respetando correctamente la cuarentena en mi casa”.

Respecto a cómo le afectó el coronavirus a su salud, la muchacha lomense manifestó tranquilidad: “Ya llevo 10 días sin síntomas y continúo internada. Sólo presenté fiebre elevada un día”. Sin embargo, se mostró muy angustiada por las acusaciones que recibió: “Fue muchísimo peor la difamación y divulgación de noticias falsas que tuve que ver ayer. El pánico y la desinformación hacen más daño que el virus. Tuve la desgracia de ser el primer caso confirmado en Lomas de Zamora y recibí agresión de mucha gente que ni siquiera conozco”.

“Creo que quedó bastante claro que tomé todas las medidas de bioseguridad a mi alcance. Que nunca estuve deambulando, ni paseando al perro, ni rompiendo la cuarentena”, concluyó.

Dejá tu comentario